César Gioja: El gobernador podía conducir los procesos electorales, pero ya no será candidato de nuevo

Pasado el Día de la Lealtad justicialista y, sobre todo, el discurso del presidente del partido y gobernador de la provincia, José Luis Gioja, comenzaron los análisis y las reflexiones sobre los conceptos vertidos el viernes y las consecuencias conocidas du­rante el fin de semana.
César Gioja, senador nacional y hermano del gobernador, reconoció que será difícil seguir con el mecanismo del “consenso” para definir los candidatos de las elecciones generales de 2011.

-Si Gioja dijo que se va a guardar los dedos en el bolsillo, ¿quiere decir que antes los dedos estaban afuera?

-Quiere decir que en esta oportunidad el dedo no va a funcionar. Siempre hemos conseguido consensos im­por­tantes. Hoy parece que el consenso es más difícil. José tenía, otrora, posibilidades de conducir el proceso electoral a partir de que iba a ser candidato a presidente del partido y candidato a gobernador, eso no se puede discutir. En la próxima elección, José no va a ser el candidato a gobernador entonces, en función de eso, habrá que hacer lo que dice la Carta Orgánica.

Durante la charla que el senador mantuvo en un programa radial este fin de semana pareció sobrevolar en todo momento la figura del intendente Mauricio Iba­rra, quien dijo que “se viene un nuevo movimiento” dan­do a entender su eventual re­tiro del justicialismo.

“Las palabras del viernes confirman que no hay dedo para nadie, que no hay herederos de ninguna naturaleza.

Mauricio es un dirigente im­portante dentro del PJ que ha planteado aspiraciones importantes porque tiene sustento para hacerlo. Pero hay otros, muchos, que están en las mismas condiciones”, remarcó el senador.

“A lo mejor, el sacrificio de ahora implica un mérito para después, sobre todo para quien tiene posibilidades de acumular por su trayectoria, esos méritos a otras situaciones que la vida política le pueda brindar”, agregó en un mensaje que parecía claramente destinado al intendente de Rawson.

A tres años de las elecciones generales el debate se ha calentado dentro del justicialismo. Nadie ha reconocido tener intenciones de ser el sucesor de José Luis Gioja, pero dentro del partido todos hablan de 4 aspirantes: César Gioja, Marcelo Lima, Mauricio Ibarra y Sergio Uñac.

El senador terminó afirmando que no hay herederos para el sillón de Sarmiento. Pero reconoció, también, que el gobernador es un elector importante. Aunque ten­ga los dedos en el bolsillo.

Comentá la nota