“Me cesantearon por mi condición de peronista”

Es integrante de “La hora de los pueblos”.
Tras encabezar sucesivos escraches frente a la Casa de Tucumán en Buenos Aires, el empleado público integrante del Ministerio del Desarrollo Social, Luis Romano, fue despedido de su cargo en el día de ayer.

El dirigente integra la agrupación peronista “La hora de los pueblos”, que pese a su afinidad al gobierno kirchnerista, en estos últimos días, mostró su disconformismo con la gestión del gobernador, José Alperovich, frente a la sede de la representación oficial de la Provincia en Buenos Aires. Las marchas contaban con pancartas que pedían a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, “no nos abandone” y apuntaban “Tucumán se muere de hambre”.

Romano, que desempeñó funciones administrativas desde 1999 en el Estado y que forma parte del Ministerio de Desarrollo Social desde 2006, afirma que es víctima de una persecución política por parte del PE. “Hace tiempo que mi organización viene denunciando una persecución del Gobierno. Estoy totalmente seguro que me dejaron cesante por mi condición de peronista”, afirmó a LA GACETA.

Manifestó que con los escraches sólo quisieron mostrar en la Capital Federal “la realidad que se vive en nuestra provincia”. “En Tucumán no sólo hay persecuciones políticas e ideológicas, hay hambre, desempleo y cada día que pasa se coarta más la libertad de expresión y de prensa”, disparó. A pesar de todo esto, no se mostró sorprendido con su destitución. “Este Gobierno siempre actuó así, refugian a militares y echan a gente trabajadora”, sentenció.

También se mostró preocupado por la situación de los colegas que lo acompañaron en los escraches por probables persecuciones.

Comentá la nota