No cesa la violencia en Pakistán: otros tres atentados dejan casi 20 muertos

Al menos 17 personas, incluidos cinco soldados y un policía, perdieron la vida en varios ataques separados dirigidos contra personal de las fuerzas de seguridad y perpetrados por grupos talibanes en diferentes regiones de Pakistán, informaron fuentes oficiales.
Un terrorista suicida causó la muerte de al menos tres personas al hacerse estallar en un puesto de la policía en la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, informó la policía local.

El jefe de la policía de Peshawar, Liaquat Ali Khan, dijo que entre los muertos figura un policía que había detenido el bicitaxi motorizado en el que se desplazaba el terrorista. Cinco personas resultaron heridas por la explosión.

En otro incidente murieron cuatro soldados y otro resultó herido cuando insurgentes islamistas lanzaron un ataque con misiles contra un puesto de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Makin, en la región de Waziristán Sur. Los efectivos de seguridad repelieron el asalto y mataron a ocho insurgentes, de acuerdo con un comunicado difundido por el Ejército.

Entre tanto, un explosivo estalló cerca de un vehículo de las Fuerzas Armadas en el distrito de Bajaur, zona tribal del noroeste de Pakistán, causando la muerte a dos soldados e hiriendo a un tercero.

Los atentados se produjeron un día después de que otro suicida matara a un alcalde antitalibán y otras 12 personas en un mercado de ganado en la periferia de Peshawar. La ciudad ha sido sacudida por una serie de atentados en las últimas semanas. El mes pasado, la explosión de un coche bomba en un concurrido mercado había dejado más de 110 muertos.

Las autoridades creen que la ola de atentados suicidas en el país son una respuesta de la milicia talibán a la ofensiva que el Ejército paquistaní inició a mediados de octubre en Waziristán del Sur, un feudo talibán situado en la frontera con Afganistán.

Comentá la nota