Certifican que intendenta liquida "bien" los salarios

(Winifreda) - La polémica desatada en esta localidad entre la intendenta Berta Herlein y los concejales peronistas sobre el uso de fondos provinciales destinados al pago de porteros monotributistas y beneficiarios de planes de empleo y una diferencia abonada a empleados municipales que realizan tareas extras en las escuelas quedó salvada.
Ocurrió cuando desde el propio Ministerio de Cultura y Educación le dieron la razón a la jefa comunal aduciendo que utiliza correctamente esa partida de dinero. En Winifreda nueve mujeres y un hombre cumplen tareas de porteros en establecimientos educativos urbanos y rurales pero no tienen estabilidad laboral.

En julio, Herlein informó públicamente que la municipalidad recibe mensualmente 9.300 pesos del Gobierno provincial, de los cuales 7.650 se distribuyen entre seis personas que son monotributistas y cobran 1.000 pesos cada una y las cuatro restantes perciben 600, 500, 300 y 250 pesos porque tienen menor carga horaria y son beneficiarios, además, de un Programa de Emergencia Municipal de Empleo local (PEME). El sobrante de 1.650 pesos se destina a solventar parte de las horas extras que cumple personal municipal afectado a las tareas de mantenimiento exterior de los edificios escolares. Realizan limpieza de canaletas, podas de plantas, fumigaciones, entre otras tareas.

La concejala Luisa Ponce (PJ), por su parte, dijo que había mantenido una reunión con el Director General de Administración, Rogelio Shanton. Según su testimonio, en ese encuentro el funcionario le informó que el dinero que remite al municipio es para los prestadores de servicios que tienen factura y el resto de las personas beneficiadas con un PEME deberían cobrar con recursos genuinos del municipio, que además debería desembolsar más recursos propios para hacerse cargo de las horas extras que hacen los empleados comunales en las escuelas.

Incertidumbre.

La controversia abierta había dejado a los trabajadores con mucha incertidumbre. Para despejar dudas sobre su accionar, Herlein convocó a su despacho a Schanton, a la secretaria tesorera del municipio Graciela Berg, a los concejales oficialistas Marta Berg, Rubén Gutiérrez y Silvia Benito, a los prestadores de servicios y a los ediles justicialistas. Los únicos que pegaron el faltazo a la cita fueron los concejales de la oposición. En ese encuentro, Schanton aseguró que el municipio utiliza correctamente la partida de dinero que mensualmente envía la Provincia. "Cuando me reuní con los concejales justicialistas les dije exactamente lo mismo", reveló para sorpresa de todos. El funcionario pidió a los vecinos: "No hagan caso a los que hablan de afuera". Reconoció que no es justo que existan porteros monotributistas o jefes de hogar cumpliendo ese trabajo. "No estamos contentos con este sistema, que es coyuntural y se aplica en cincuenta pueblos, pero alguna vez la Cámara de Diputados tendrá que tomar intervención. Mientras tanto, me duele decirlo, pero es lo que hay", admitió. Luego alabó el trabajo que hacen los porteros contratados en el ámbito local. "Afortunadamente no tengo quejas de las escuelas de Winifreda", dijo.

Comentá la nota