*Sin certezas para Neuquén por el precio del gas

Lo único que está más o menos confirmado desde el ministerio que comanda Julio De Vido es que volverá a aplicarse el cargo por mayores consumos, después de la suspensión aplicada para el invierno. Pero no se sabe bien con qué criterio se aplicará, ni quiénes recibirán efectivamente el aumento en la factura domiciliaria.
Mientras desde el gobierno provincial se guarda un cauto silencio, o cuanto mucho se repiten conceptos ya expuestos sobre la justicia del reclamo por un aumento en el precio del gas a boca de pozo, lo único que ha trascendido desde el gobierno nacional es que el jueves volverá a regir la aplicación de cargos en las facturas de usuarios de altos consumos, tanto en el caso del gas como en el de la energía eléctrica.

El cargo, que estuvo suspendido en el bimestre junio-julio, y que fue aplicado en solo 30 por ciento durante agosto y septiembre, volverá a aplicarse íntegramente (sin subsidio estatal) en un contexto de mucha confusión, porque no está claro cuál será el criterio de aplicación y cuál el de excepción. El dinero que se recaude, va a un fondo fiduciario que –en teoría- redundará en reinversión hacia el sector petrolero, aunque hasta ahora no ha sido así.

Voceros del Ministerio de Planificación Federal indicaron a la agencia Diarios y Noticias (DyN) que la suspensión de la aplicación de los cargos "regirá para todos los inviernos", pero que la medida volverá a regir tras la suspensión decidida cuando se resolvió restituir el 100 por ciento del subsidio tarifario estatal para el bimestre junio-julio y el 70% durante agosto y septiembre.

Tras la marcha atrás en la medida oficial, un fallo de la Sala N° 5 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal concedió "parcialmente" la medida cautelar presentada por el Defensor al impedir que las distribuidoras cortaran los servicios a los usuarios cuyas facturas estuvieran impagas.

Pero la Justicia no ha resuelto todavía la cuestión de fondo, sobre la legitimidad de los cargos aplicados, que implican aumentos en las facturas que pagan los usuarios.

En el caso del gas, en el período comprendido entre el 1° de octubre y el 31 de mayo se aplicará el "Cargo Gas" para los usuarios residenciales de consumos altos, de acuerdo con un umbral que varía según cada provincia, y que tendrá en cuenta también casos como desempleados o subsidiados por distintas razones.

"Desde hace más de un mes se está llevando a cabo un relevamiento pormenorizado entre los hogares alcanzados por la quita de subsidios para evitar inclusiones no deseadas" en el esquema, dijeron en Planificación.

Desde la cartera comandada por De Vido se estima que, en el caso del gas, "el impacto en la factura de los usuarios alcanzados por el cargo gas no será significativo, ya que el fin del invierno hace que se reduzca sustancialmente el consumo y, por ende, el importe a abonar".

El Gobierno dice tener como objetivo a los usuarios de mayores ingresos, a los que identifica con los mayores consumos, algo que es más complejo en la realidad.

Comentá la nota