Cerroni desplazó a la funcionaria encargada de controlar las regalías

Es Silvia Benítez. Le achacan "falta de adaptación" a la nueva forma de gestión. Cuestionó irregularidades en la recaudación. El ministro dijo que "es un cambio de función".
A poco menos de un mes de haber firmado una decena de contratos correspondientes a las 12 áreas petroleras licitadas, el Ejecutivo provincial dio un nuevo paso para instalar su propia forma de gestionar el negocio hidrocarburífero de Mendoza: ahora el Ministerio de Hacienda le comunicó a la actual subdirectora de Regalías que será reemplazada a partir de febrero.

Razones más políticas que técnicas sustentan la decisión de desplazar a Silvia Benítez, la responsable del control de recaudación por los derechos de exploración y explotación petrolera desde 2004.

Es que la ley 7.911, que aún debe reglamentarse, dividió las aguas entre la Casa de Gobierno y Benítez, una funcionaria con más de 30 años de carrera a quien le reconocen su capacidad ("es una profesional capaz", dicen) y conocimientos, pero le achacan "falta de adaptación" a los cambios que determina la norma: una virtual división de competencias sobre el órgano de control entre Hacienda (de donde depende la recaudación) y el Ministerio de Infraestructura, que absorbe la función de supervisar la producción de los yacimientos.

Si bien falta todavía que el ministro Adrián Cerroni firme la resolución respectiva y su notificación, hay tres nombres en danza para hacerse cargo, además del de la propia titular de Rentas, Alicia Chacón, en cuya órbita existe hasta ahora Regalías.

"Todavía no está resuelta la designación, pero entre las posibilidades están dos funcionarios actuales y alguien de afuera", reconoció Cerroni, quien pretende definir el nombramiento esta semana, antes de salir de vacaciones.

Razones

El jefe de la cartera que maneja las finanzas provinciales relativizó la decisión, al decir que "es un cambio de función, no un desplazamiento. No hay que darle más relevancia de la que tiene, se trata del quinto cambio en una subdirección en los últimos meses. Responde al propósito de homogeneizar el criterio de recaudación, dentro de un esquema al cual no se adaptó, y que descarto que ahora lo haga después de varios meses".

El mismo Cerroni se lo adelantó a Benítez el viernes pasado. Aunque no quedó expuesto directamente, el detonante habría existido una guerra fría desatada el último tiempo, agravada por ciertas observaciones de la funcionaria a la manera de recaudar implementada por el Ejecutivo para el pago del canon y el 2% en concepto de aporte a la infraestructura educativa que se les exige a los nuevos concesionarios de las áreas petroleras.

Un monto cercano a los $ 3 millones que un grupo de empresas habría depositado en una cuenta distinta a la que corresponde a Regalías dentro del FUR (Fondo Unificado de Recaudación), y que luego debió regularizarse.

Para este año, el Gobierno espera que los ingresos por regalías superen en un 3 o 4% a 2008. Esto implica que el Tesoro provincial recibirá unos $ 730 millones, que el futuro subdirector deberá supervisar.

En principio, el futuro de Benítez sería el de asesora del Tribunal Administrativo Fiscal, algo así como el destierro habida cuenta de su trayectoria (ver aparte). Pese a todo, parece estar dispuesta a no rendirse sin pelear. "Me siento afectada moral y éticamente, porque son mis derechos laborales los vulnerados, atendiendo a mi carrera en la administración pública", dijo.

Por su parte, Germán Rojas, delegado de ATE por el área, criticó la medida. "Están borrando con el codo lo que la Legislatura firmó con la mano, sobre todo teniendo en cuenta que no hay objeciones de ningún tipo sobre la Subdirección en general y de su titular en particular, que es una persona especializada en el tema y con equipo formado. Sería infringir la ley".

La referencia de Rojas alude a la sustentabilidad de las condiciones de trabajo reconocido en paritarias al personal de Regalías, un grupo de 14 personas que pertenecen a planta permanente.

Mientras tanto, las opciones que maneja la gestión Jaque para ocupar el cargo implican un enroque con algún otra Subdirección. O la designación directa de un "foráneo" afín al Ejecutivo, en cuyo caso evitará el llamado a concurso de antecedentes por el que Benítez accedió a la función en 1993 y asumió en 2004.

Aunque por ahora lo niegan, un nombre que circula es el de Héctor Vega, jefe de Gabinete de Hacienda, representante alterno ante la Ofephi, y nexo entre Hacienda e Infraestructura.

Comentá la nota