Cerró la destilería neuquina Fox Petrol

Se vio obligada a despedir a sus 45 empleados. Hacía once meses que funcionaba a pérdida, a causa de las retenciones que aplica la Nación.
Neuquén > La política del gobierno nacional de aplicar retenciones a las exportaciones sin distinción entre grandes y pequeños se cargó una víctima en Neuquén. La destilería Fox Petrol, que tiene su planta en Senillosa, cerró sus puertas ayer y despidió a sus 45 empleados. La situación también es crítica para sus pares Oil American y Petrolera Argentina, de Plaza Huincul.

El derrotero de Fox Petrol (pyme de capitales neuquinos) inició en noviembre de 2007, cuando la Nación dictó la Resolución 394 que elevó las retenciones a las exportaciones de combustibles del 5% al 45%.

Fox Petrol exportaba el 80% de su producción y el 20% restante lo volcaba al mercado interno. Las naftas y gasoil que vendía en la región estaban subsidiadas con parte de las ganancias que significaban las ventas al exterior.

Pero desde noviembre de 2007, al incrementarse las retenciones, Fox Petrol redujo un 90% su producción y sus cuentas se pusieron en rojo.

“Desde el 16 de noviembre hasta ahora nos comimos todo el capital de trabajo de la empresa”, señaló a este diario el presidente de Fox Petrol, José Luis Rodríguez Álvarez.

Desde la aplicación de la Resolución 394, el gobernador Jorge Sapag y el líder del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén, Guillermo Pereyra, iniciaron acciones ante Nación para rescatar a las destilerías pequeñas de la provincia.

“Fueron 11 meses de lucha en silencio. Nos pasa lo mismo que al campo, pero nosotros no tuvimos prensa”, indicó Rodríguez Álvarez, quien se mostró agradecido por las gestiones de Sapag y Pereyra: “Ellos no tienen la solución, esto está en manos de una política nacional que atenta contra la provincia de Neuquén y contra el sector petrolero”.

“La Provincia nos ayudó todos estos meses subsidiando el crudo para producir y amortiguar un poco la ecuación negativa, pero se llegó a un punto que no daba para más”, indicó el presidente de Fox Petrol.

El comienzo del final llegó en junio de este año, cuando la empresa comenzó a vender equipos para poder pagar los sueldos, con incrementos incluidos. “La estructura de costos se amplía cada día más. Aceptamos los incrementos salariales porque nuestros empleados necesitaban ganar más al licuarse sus sueldos por la inflación. Nosotros estamos de su lado, porque también somos trabajadores”, indicó Rodríguez Álvarez.

Números

El empresario dijo que Fox Petrol compraba el crudo a 47 dólares el barril, mientras que por el barril producido, a raíz de las retenciones, apenas alcanzaba un valor de 35 dólares.

“Hasta noviembre de 2007 veníamos bien, con expectativas de crecer, ampliar la planta. Además habíamos logrado varios contratos y tener un nombre y competir con las grandes compañías, y de un día para otro una política nacional nos dejó sin nada”, indicó el presidente de Fox Petrol.

“Somos una pyme familiar, un orgullo para Neuquén, que le da valor agregado a los productos de la tierra de la provincia, con una industrialización en origen. Cuando envié los 45 telegramas de despido fue el momento más doloroso que vivimos”, aseguró Rodríguez Álvarez.

El miércoles pasado, Sapag dijo en Cutral Co que va a “defender las pequeñas destilerías neuquinas”.

“Fox Petrol, Petrolera Argentina y Oil American están con problemas. Tenemos que defenderlas. Voy a hablar con el ministro Julio De Vido, reiterarle este tema de la Resolución 394, desde noviembre –antes de asumir- que vengo hablando con ellos, la vamos a cambiar”, señaló el gobernador.

Comentá la nota