Cerró el Casino al entrar en vigencia la ordenanza sancionada por el Concejo

La ordenanza fue sancionada anoche y rige desde las 0 de hoy. Reduce a la mitad la capacidad de cines y teatros. Funcionarán los cibers pero con mayor espacio entre sus concurrentes, al igual que bares y restaurantes.
El Casino Club fue incluido anoche entre los comercios obligados a cerrar sus puertas desde la primera hora de hoy a partir de una ordenanza que pone en vigencia medidas extraordinarias y excepcionales para reducir al máximo posible la propagación del virus de la Influenza A H1N1 en el ejido de esta capital. Es que el proyecto que había anunciado el intendente Francisco Torroba no incluía a las salas de la casa de juegos, situación que cambió a partir del pedido que en ese sentido realizaron los propietarios de los boliches bailables y la Cámara de Comercio, Industria y Producción.

Anoche, en la sesión del Concejo Deliberante, quedó sellada la adhesión de esta capital a la Emergencia Sanitaria dictada por la Provincia y en el marco de esa decisión se inscribieron las medidas aplicadas desde las 0 horas de hoy. Estas incluyen el cierre de las salas de juegos electrónicos, casinos, salones de fiestas infantiles (peloteros), confiterías bailables y pubs, entre otros.

Con acuerdo de las dos bancadas, PJ y Frepam, el cuerpo adhirió a los artículos 1º y 6º del decreto 1503/09 del Poder Ejecutivo Provincial, por el que se declaró la Emergencia Sanitaria. El primero es la emergencia propiamente dicha; el sexto, es el que dispuso suspender "todas las actividades que impliquen concentración masiva de personas, cuya organización y/o financiamiento dependa del Estado Provincial mientras dure la situación de Emergencia Sanitaria" y recomendó a la población "limitar y/o evitar la concurrencia y organización de espectáculos culturales, deportivos, sociales y/o todo acto que implique la concentración de personas en lugares cerrados".

Las misas también.

En cuanto al paquete de medidas anti-Gripe A, el artículo 1º de la ordenanza dispuso como medida extraordinaria y excepcional la suspensión de cualquier tipo de actividad pública en whiskerías, salas de juegos electrónicos, casinos, salones de fiestas infantiles, confiterías bailables, pubs y todo aquel establecimiento cerrado donde se realicen espectáculos y/o bailes, suspendiendo los permisos de espectáculos que hubieran sido concedidos previamente.

Para los cines y teatros se estableció limitarlos al 50% de su capacidad y disponer que las butacas se ocupen en hileras intercaladas. El mismo criterio rige para las celebraciones religiosas. En el caso de los restaurantes, cafés, bares, confiterías, salas de servicios de Internet y juegos en red (ciber) y similares, en los que no se realicen espectáculos y/o bailes, se dispuso la obligación de ubicar las mesas a una distancia mínima de 1,5 metros unas de otras.

Tiempo indeterminado.

El artículo 4º de la ordenanza estipula suspender, por el tiempo que duren las medidas adoptadas, el cobro de la tasa por inspección, seguridad e higiene a los comercios que sufren el cierre total, es decir, los comprendidos en el primer artículo.

"Las medidas dispuestas en los artículos precedentes se harán efectivas a partir de la hora cero (0) del día jueves 9 de julio de 2009 por tiempo indeterminado, facultando al Departamento Ejecutivo a disponer su modificación o cese parcial o total, cuando cambien las condiciones que motivaron su dictado, conforme los lineamientos dados por la Autoridad Sanitaria Provincial dando inmediato conocimiento al Honorable Concejo Deliberante", reza otro de los apartados de la normativa.

Estipula que las medidas recomendadas por Salud Pública serán de aplicación obligatoria en todos los establecimientos comerciales de la ciudad y que las infracciones a las restricciones impuestas serán consideradas "faltas graves" dando lugar a sanciones.

Comentá la nota