La DGR cerró el 2009 con balance "altamente positivo"

"Fue un año de trabajo y objetivos cumplidos", afirmó el titular del organismo.
PROCEDIMIENTO INSPECTORES DE LA DGR DURANTE UN OPERATIVO DE CONTROL. PROCEDIMIENTO INSPECTORES DE LA DGR DURANTE UN OPERATIVO DE CONTROL.

La Dirección General de Rentas (DGR) de la Provincia alcanzó resultados "altamente positivos" en 2009 en su labor de administración tributaria y la lucha contra el comercio ilegal, según el comunicado oficial del organismo.

Con la ejecución de innovadores sistemas de control, como la verificación fiscal puerta a puerta o el desarrollo del procedimiento de inteligencia fiscal, se promovió el cumplimiento de las obligaciones fiscales, la generación de conciencia tributaria y el asesoramiento de los ciudadanos sin discriminar entre pequeños y grandes contribuyentes.

Estas acciones requirieron de una gran inversión en tecnología y la capacitación permanente de personal de la DGR para lograr precisión en los controles que se ejecutaron. La verificación puerta a puerta impulsó la visita de oficiales de la DGR a cada contribuyente de Salta Capital y el interior de la provincia, que exigieron la inscripción ante el organismo y controlaron el cumplimiento de las obligaciones, pero al mismo tiempo asesoraron a todos los contribuyentes. El trabajo arrojó resultados en el corto plazo, ya que fue importante el incremento de inscripciones en 2009.

Por otra parte, "el sistema de inteligencia fiscal es un fiel reflejo del trabajo en equipo que se desarrolla desde este organismo, ya que fue posible mediante la generación de convenios de colaboración e intercambio de información con otros organismos fiscales, como AFIP, Rentas Municipal y diversos sistemas de bases de datos, lo que permitió generar inspecciones más precisas", manifestó Diego Dorigato, director de la DGR.

El funcionario agregó que "este sistema posibilitó, además, un eficiente manejo de la información para la selección de contribuyentes, lo que evitó que se realicen controles compulsivos".

Política fiscal

Todas las acciones encaradas durante 2009 formaron parte de una política de Estado, donde la consigna fue no cambiar las reglas de juego a pesar del contexto de crisis económica que se vivió.

"Lo más importante fue respetar al contribuyente y no castigarlo sólo para lograr mayor recaudación, situación que se vivió en muchas provincias de nuestro país y, sin duda, fue algo contraproducente para el bolsillo del contribuyente en regla, e incluso fomentó el incumplimiento de los ciudadanos", dijo Dorigato.

El funcionario aseveró que "desde la DGR se buscó afrontar la crisis económica con medidas de fomento".

"En cuanto a los controles, procuramos eficientizarlos y creamos el área de inteligencia fiscal para detectar con mayor agilidad los desvíos en materia imponible, además se procuró alentar el cumplimiento de las obligaciones formales con la aplicación de multas por falta de presentación de declaraciones juradas, pero con un sistema novedoso de ‘multa automática’ que reduce el monto de la misma a su mínimo legal; de esta forma se agilizan los procesos y se generan ahorros tanto para el contribuyente como para la administración", destacó.

Calidad de atención

La calidad en el servicio de la DGR fue reconocida por la Secretaría de la Función Pública a través de la Oficina de Calidad de los Servicios, que le otorgó una calificación de 8,11 puntos. "Esto impulsó aún más la tarea de esta Dirección bajo el enfoque de mejora continua", destacó Dorigato.

Grandes logros en los puestos de control

Dodigato

DIEGO DORIGATO

Los puestos de control que hay en distintas rutas de la provincia actuaron de barrera ante el comercio ilegal.

Con la ejecución de intensos controles se logró un importante número de decomisos y el cobro de multas ante mercadería en situación irregular. Según las fechas y los análisis de conducta que realiza el organismo, los controles se focalizaron en distintos sectores, entre ellos transporte de granos, traslado de mercadería, micros de tours de compras, etc.

De esta manera se evitó el ingreso de más de 8.700 kilos de mercadería adquiridas sin la documentación correspondiente, proveniente de los denominados "tours de compras".

Asimismo, uno de los operativos más destacados del año fue el secuestro de 284.130 kilos de soja no declarada, sin papeles en regla o apócrifos, donde se aplicaron multas por la suma de $ 85.240, realizado en el puesto de control móvil de la DGR.

En todos los casos se pudo observar un despliegue de inspectores y policías llevando a cabo las tareas de inspección sobre vehículos de transporte de cereales y los tours de compras.

"Los resultados de estos operativos son muy positivos, su objetivo es generar conciencia sobre el cumplimiento de las obligaciones fiscales, por lo que principalmente se controla a transportistas que deben certificar la mercadería que trasladan. Todas estas acciones, como así también los operativos de control en comercios, evitan el ingreso a la provincia de mercancías en la ilegalidad", señaló Dorigato.

Comentá la nota