Cerraron una FM de los piqueteros K por criticar a Israel

Cerraron una FM de los piqueteros K por criticar a Israel
Radio Colonia les rescindió el contrato con movimientos afines al matrimonio presidencial, que tenían programas en FM Mágica. D'Elía cargó contra el "autoritarismo del sionismo argentino".
Algunas agrupaciones K sufrieron en carne propia la censura que antes denunciaron otros periodistas, como el caso de Nelson Castro cuyo programa fue levantado del aire esta semana. En este caso, los directivos de Radio Colonia decidieron dar por finalizado el contrato de concesión con un colectivo de movimientos sociales afines a la Casa Rosada que dirigían la radio FM Mágica, La voz sudamericana. Denuncian que la cerraron por sus críticas a Israel por los bombardeos de ese país sobre la Franja de Gaza durante este enero.

En forma sorpresiva, el pasado 19 de enero los trabajadores no pudieron ingresar a las instalaciones de la emisora. Ahora, por la frecuencia 93.5 se emite música. Cerca de 150 personas, que hacían la totalidad de la programación de la radio se quedaron sin trabajo.

La decisión de Radio Colonia fue tomada por el periodista Mauro Viale, representante legal en Argentina de Radio Colonia, y el director de la emisora, Mario Kaminsky, quienes clausuraron con un año de anticipación el contrato con las agrupaciones kirchneristas.

Criticadigital intentó obtener la versión de los titulares de Radio Colonia, pero tanto Viale como Kaminsky no respondieron a los insistenes llamados de este medio.

La FM K, que tenía los estudios en un edificio en el barrio de Caballito, reunía una grilla de unos 60 programas, algunos de ellos impulsados por organizaciones políticas y sociales, más o menos ligadas al gobierno de los Kirchner.

Sobre el tema, el director de la radio Marcelo Koenig le contó a Criticadigital que habían tenido "sugerencias de que pararan con las críticas a Israel", pero nunca le dieron importancia. "Eso ya fue un acto de censura, ahora mucho peor la clausura del contrato en forma unilateral –explicó- y cuando aún faltaba un año de ese pacto".

En tanto, Koenig aclaró que no harán ninguna presentación legal. "Nos vamos a basar en el repudio político de la censura –sostuvo-. Nos sacaron del aire por pensar distinto y eso es autoritarismo".

D´ELÍA LE PEGA A MAURO Y A NELSON. Sobre el tema, el piquetero Luis D´Elía, cuya agrupación FTV tenía un espacio en la radio cerrada, le pegó duramente a Mauro Viale de quien dijo que " es un autoritario y expresa el sionismo argentino. Esto le hace mal a la democracia y a la libertad de prensa".

En cambio, sobre el levantamiento del programa de Nelson Castro, realizado por las nuevas autoridades de Radio Del Plata, ligadas al entorno oficialista, sostuvo que "no se trató de censura, la empresa tiene derecho a armar su programación. Tengo entendido que le pagaron la indemnización correspondiente, entonces es un despido que se ajusta a derecho.

TRANSMITE EN EL AIRE FM K. En el momento que el conflicto con el campo arreciaba, los piqueteros cercanos a Néstor intentaron armar su proyecto propio de comunicación. Para eso alquilaron a Radio Colonia su FM por 28 mil pesos mensuales. Sobre ese tema, Koenig sostuvo que "la emisora se financia con publicidad oficial, con avisos comerciales, y con dinero de las organizaciones sociales".

En Radio Mágica tenía su especio el Movimiento Evita (Emilio Pérsico), Libres del Sur (los ex K Héctor Tumini y Jorge Ceballos), Federación de Tierra y Vivienda (D´Elía), Frente Transversal (Edgardo Depetri), el grupo de intelectuales de Carta Abierta y La Cámpora (Máximo Kirchner).

EL COMFER LO MIRA DESDE AFUERA. El Artículo 8º de la Ley de Radiodifusión 22.285 estipula que los servicios de radiodifusión "serán prestados por personas físicas o jurídicas titulares de licencias de radiodifusión".

En éste sentido, una alta fuente del Comfer le confesó a Criticadigital que el acuerdo entre los piqueteros K y Radio Colonia "no tiene sustento jurídico", porque el "alquiler" de una frecuencia no está contemplado por la Ley.

"Las licencias se entregan a un determinado proyecto cultural: si vos pedís una licencia para pasar música clásica, y terminás pasando cumbia, no estás respetando el proyecto original", señaló una fuente del Comfer. Sin embargo, la misma fuente explica que ese organismo actúa luego de una denuncia y en este caso no se recibió ninguna.

Sobre el mismo tema, el coordinador general del Comfer, Luis Lázaro, sostuvo ante Criticadigital que si bien el "alquiler" de frecuencias no se encuadra dentro del marco de la ley, "es una práctica habitual en éstos tiempos", que se presenta muchas veces bajo la figura de "coproducción".

Comentá la nota