Cerrarían la causa por evasión fiscal contra la empresa sueca

En las próximas semanas, el juez en lo penal tributario Javier López Biscayart aceptaría el pedido de Skanska de cerrar la causa por evasión impositiva por haberse acogido a la ley de blanqueo fiscal impulsada por el Gobierno.
En Tribunales, trascendió que al juez no le quedaría otro remedio que aceptar el pago de lo que reclama la AFIP y archivar la persecución penal contra la firma. Aunque su causa ya suma 28 procesados. Se dividen así: 19 son prestanombres relacionados con sociedades fantasmas; 8 trabajaron para la firma sueca que les compró facturas apócrifas y uno es un ex funcionario nacional que habría avalado la maniobra: Néstor Ulloa, ex gerente de Nación Fideicomisos.

En su investigación, López Biscayart señaló con tono de certeza la existencia de sobreprecios en la ampliación de gasoductos. López Biscayart no investiga directamente esos sobreprecios; sino averigua cuánto fue lo que Skanska evadió de impuestos. Los sobreprecios y sobornos los investiga el juez Norberto Oyarbide. En las obras del Gasoducto del Norte, el gerenciador del proyecto llegó a denunciar sobrefacturaciones de hasta un 152%. Esos números se enderezaron luego, pero tanto Skanska como otras contratistas -BTU y Contreras Hermanos- habrían cobrado unos 100 millones de más, sumando pagos adicionales posteriores al contrato.

Comentá la nota