Cerrarán el procedimiento de crisis de una minera por falta de acuerdos.

Fuentes de la Secretaría de Trabajo informaron ayer que hoy se podría notificar a la minera Santa Rita, de Campo Quijano, que el procedimiento preventivo de crisis iniciado en noviembre del año pasado será cerrado por falta de acuerdo.
Esto implica que la situación de los trabajadores quedará igual que el 12 de noviembre pasado, cuando se abrió este procedimiento.

En caso de que la empresa decida equilibrar los supuestos defasajes de sus cuentas con despidos, deberá pagar el 100% de las indemnizaciones.

Los propietarios de la minera habían pedido la apertura de este procedimiento para reducir los salarios de los trabajadores argumentando que la empresa pasaba por una mala situación financiera, lo cual fue contradicho parcialmente en un informe de la Sindicatura General de la Provincia.

La solución que planteaba era que los trabajadores trabajen solo por quincenas, para pagar ese equivalente y no el salario total.

Los empleados, representados por el Sindicato de la Industria Química rechazaron esa propuesta denunciando que desde la empresa había "aprietes" contra algunos trabajadores para que acepten la oferta.

La última marcha en Campo Quijano se realizó el martes pasado por la tarde. Ese mismo día por la mañana las partes se reunieron en una audiencia citada por el Ministerio de Trabajo sin llegar a ningún acuerdo.

Según la denuncia de los trabajadores, ante la falta de pago de los haberes de dos meses la Minera `apeló` al retiro de unos 22 trabajadores que ante la necesidad del dinero, terminaron arreglando por indemnizaciones menores al 100% correspondiente. Sin embargo, al haberse dispuesto ese retiro en medio del procedimiento de crisis la situación de estos trabajadores aún debe ser discutida.

El delegado del Sindicato en Santa Rita, Ariel Mamaní, denunció ante Nuevo Diario que existían notas que la empresa presentó a los trabajadores para que demuestren su postura en contra o a favor de la empresa.

De firmar esas notas, los trabajadores accedían a renunciar al Sindicato. "Hicimos las denuncias en (la Secretaría de) Trabajo, pero los referentes de la minera se negaron", a que habían tomado tal iniciativa, contó Mamaní.

Por otra parte, agradeció al intendente de Quijano, Manuel Cornejo, porque ante la situación de los trabajadores repartió 171 bolsones, y comprometió la posibilidad de repartir útiles para sus hijos, además de medicamentos.

Comentá la nota