El año cerrará ordenado y con margen para nuevos créditos

La Provincia asegura que tiene recursos para cumplir con sus compromisos, aunque caerá la recaudación.
Se espera que el primer semestre de 2010 pase sin sobresaltos, lo que le evitará acudir por ayuda a la Nación.

Las proyecciones financieras de la Provincia siguen siendo las mismas a pocas horas de dejar atrás 2009. Desde el Ministerio de Finanzas se aseguró que el ejercicio fiscal cerrará equilibrado y que las cuentas continuarán ordenadas el próximo año, porque la contención del gasto público seguirá marcando la política económica local y dando a Salta margen para cumplir con sus obligaciones domésticas, respetar compromisos externos y tomar nuevos créditos para obra pública.

Carlos Parodi, titular del área, repitió a El Tribuno

que el año terminará equilibrado. Le gusta usar esa palabra para describir el escenario actual (cuadro en el que destaca el comportamiento primario y financiero) y proyectar acciones para el primer semestre de 2010.

"Salta estuvo trabajando todo este año y lo vamos a terminar equilibrado, lo que es sano para todos porque la recuperación de la actividad económica tendrá aquí un rebote mucho más marcado. Eso nos facilitará la toma de decisiones, porque contaremos con mayores recursos", comentó anoche, luego de una extensa reunión que tuvo con sus colaboradores en Casa de Gobierno.

Aunque el funcionario aseguró que las cuentas internas hoy no corren peligro de teñirse de rojo, sabe que por una cuestión estacional las cosas no serán fáciles entre enero y abril: es que para el primer cuatrimestre se esperan bajos niveles de recaudación, situación que -dijo- no comprometerá el pago de los sueldos, ni de la deuda. "Los primeros cuatro meses tendremos que trabajar con una fuerte contención del gasto y aplicar con la mayor eficiencia posible.

Veremos cómo viene la recaudación, mes a mes, y en base a eso decidiremos si podemos incrementar el gasto para hacer frente a los reclamos (salariales) que pudieran surgir", describió.

Los gremios docentes fueron los primeros en plantear un mejora para sus afiliados, pero la discusión se retomará antes del inicio de las clases. Como las amenazas de no iniciar el ciclo lectivo sirven de ejemplo, el titular del Ministerio de Finanzas volvió a pedir responsabilidad, no sin antes agradecer a los dirigentes el "entendimiento" que demostraron ante un escenario que estuvo signado por los coletazos de la crisis internacional y las consecuencias de la nacional. "El pago de los sueldos está asegurado, como cada uno de nuestros compromisos. Esta posición nos hace fuertes y nos abre la posibilidad de atraer inversiones y de pedir nuevos créditos para seguir creciendo. Estamos analizando acudir a organismos internacionales para obtener recursos y adelantar obras, pero siempre con un endeudamiento que no tenga mayores costos de intereses", confirmó.

Ayer se publicó la encuesta sobre las provincias que cerrarán el ejercicio con superávit y con sus cuentas en rojo. Salta no figura en ningún grupo porque -explicó- se encuentra entre los Estados con posibilidades de acceder a nuevo endeudamiento: "Estamos posicionados de buena forma, por el perfil de deuda que hemos ido amortizando", dijo.

Reclamo de recursos

La protesta de las provincias para que la Nación respete los niveles de coparticipación establecidos por la ley creció con la crisis. El ministro de Finanzas, Carlos Parodi, dijo que el gobierno provincial esperará que la Comisión Federal de Impuestos se expida antes de tomar cualquier decisión formal de reclamo.

"Las provincias le pedimos a la Comisión que se expida sobre el manejo de los recursos y todavía no lo hizo. Mucho se habla sobre el tema, pero nadie discute sobre qué cifra va en el numerador y cuál en el denominador, razón por la que estamos pidiendo un informe de situación y si resulta viable vamos a proceder", dijo el funcionario al tiempo que descartó -por el momento- la posibilidad de acudir por ayuda financiera. Tucumán hace pocos días anunció que solicitará un anticipo para terminar bien el año.

"En principio y aunque los ingresos no serán altos en el primer cuatrimestre, creemos que podremos transcurrirlo sin solicitar préstamos a la Nación. Si la situación se pone delicada analizaremos la posibilidad, pero la realidad fiscal como la tenemos proyectada nos hace prever que hasta la primera mitad tendremos las cosas controladas".

Comentá la nota