Cero positivo.

El Pincha se juega su pase a la final. Se clasificará si Andújar extiende su invicto (725 minutos). Pero cualquier empate también lo mete de cabeza. Va con ventaja del 1-0 en La Plata, aunque sin la Bruja...
Cuenta la historia que los españoles, navegando este grisáceo Río de la Plata, levantaron la vista y vieron el mismo cerro que se deja notar desde los ventanales del Radisson Victoria Plaza, búnker Pincha en Uruguay, y que anotaron en su guía cartográfica, algo confundidos, tipo sms, que habían advertido aparecer un monte de este a oeste. Es decir, Monte-vi-dEaO...

Cuenta también la historia, mucho más reciente, que Estudiantes está a un empate, incluso a un 0-0, de llegar a otra final de Copa Libertadores. Y va en camino, aun sin Juan Sebastián Verón, su ícono. Las miradas, entonces, apuntan hacia su arquero. Como la de los italianos del Catania, que ya se lo aseguraron para un futuro próximo. Como las de Diego Armando Maradona. Como las de los hinchas que lo seguirán esta noche por TV. Y no es tirarle una mochila. Es simplemente revisar su presente. Un colombiano, un tal Leider Preciado, lo embocó el 13 de marzo en Quito por última vez en la Copa. Desde aquella desgracia ante el Deportivo en Ecuador, lleva 725 minutos internacionales con la valla inv... "Nooooo... Ni me nombres lo del record. Cada vez que sacan algo... Cada vez que llevo tres, cuatro partidos sin goles en contra y sacan algo... Adeeeentro, je. No-fa-llan... Ojo, yo no creo en esas cosas, pero hay que estar atento a todos", le dice -mitad en serio, mitad en broma- Mariano Andújar a Olé, bien vestido a la europea, con traje gris, camisa blanca y detalles en rojo. Llegó Estudiantes a Montevideo...

-Lo que quieras. Pero sos parte de esta realidad... ¿Te provoca alegría o te mete presión?

-Es que el equipo, definitivamente, trabaja muy bien, compacto, 11 que atacan y 11 que defienden. Entonces, son las dos cosas. Siento alegría y presión... No podés desconcentrarte en ningún momento. Nuestra virtud es entender bien el partido. Cuando hay que meter, no tenemos problemas. Y cuando podemos jugar, ya demostramos que lo hacemos bastante bien.

-Y además te llegan poco...

-Acá los primeros que se ponen a defender son Boselli y la Gata (Fernández). Si nos llegan poco, por algo es.

-¿Y se podrá jugar?

-Se habla de guerra, de batalla, porque es la Libertadores y se recuerdan otras épocas. Hoy, con la tele, sólo podés hablar de fútbol. Igual, hay metedores de los dos lados. El Chapu (Braña) siempre juega igual, OJ Morales también mete en toda la cancha. Somos equipos bastante parecidos. Lo importante fue haber mantenido el cero en nuestro arco en La Plata. Fue 1-0 y ganar siempre es ventaja. Es mínima. Pero es una ventaja.

-Encima sin la Bruja...

-Es un jugador importante, siempre. Pero el jueves no jugó todo el segundo tiempo y el equipo se acomodó bastante bien. Hay otros jugadores que se tendrán que hacer cargo del liderazgo futbolístico de Sebastián.

-Conocés bien, y con triunfos, los arcos del Centenario. Cancha grande aunque, esta vez, serán bien visitantes. ¿Qué onda?

-El Centenario tiene mística. Es muy lindo jugar ahí. Es cierto, cancha grande y partidos abiertos. Es como jugar en el Monumental o en el Morumbí. Históricos. Es lindo jugar con gente, pero... La serie se dio así...

-¿Y el momento? Hoy te podés llevar el pasaje a la final o a Ezeiza. Te vas...

-En lo único que pienso es en Nacional. Hacerlo en otra cosa sería una falta de respeto. Esta es mi casa. Trato de no adelantarme a las cosas porque siempre lo tomé así. Cuando llegue el momento de irme, pensaré en lo otro.

-Vaya realidad. Encima, el muchacho de Soldati que debutó a los 18 en Huracán también puede tener un alegrón con el Globito...

-Yo le estoy agradecido a Huracán. Ojalá que le vaya bien. Pero en el único equipo que puedo llegar a lograr algo es en Estudiantes. Lo nuestro es aparte, otra historia. Lo único que me interesa es Estudiantes...

Comentá la nota