Cerditos, pollitos y buitres

Cerditos, pollitos y buitres
La presidenta Cristina Fernández volvió a referirse a los capitales ociosos que buscan que "fracase" el canje de deuda. Y aclaró que también hay "buitres autóctonos" que ayudan a los del exterior.
Cristina Fernández pasó de las bondades sexuales de la carne de cerdo a los "buitres autóctonos" sin escalas. Un poco más seria que en el disparatado discurso en el que alabó a la carne porcina, ayer la Presidenta volvió a referirse a los fondos buitres. Pero introdujo una variante. "Hay una política buitre en la Argentina", que busca que el canje "fracase", denunció.

Según Crisitina, los "buitres autóctonos" ayudan a los del exterior "que no quieren que hagamos el canje, que quieren que sigamos endeudados, que paguemos sumas siderales de intereses cuando accedamos a los mercados de capitales", destacó.

En un acto en una planta avícola, empezó su relato: "Ayer hablé de los cerditos y hoy vengo a hablar de los pollitos, pero quiero referirme a un animalito no tan lindo que son los buitres, esos pájaros negros y feos que sobrevuelan sobre las desgracias".

Pero su descripción de las aves fue mucho más detallada. "Los buitres se pueden divisar. Muchas veces, a lo lejos pueden parecer hermosos pájaros negros, tal vez si los fotografían bien en algún diario, o los muestran bien en un canal de televisión", reflexionó en un mensaje directo a quien ahora es uno de sus principales enemigos: el Grupo Clarín.

"Cuando uno escucha gente que habla mucho de los demás, pregúntenle qué hicieron ellos por el prójimo, qué obra construyeron, qué calle, qué fabrica abrieron", indagó. Y se contestó: "Van a encontrar la respuesta a pesar de que desde algunos medios quieran mostrarlos como bellos pájaros negros y son apenas sólo buitres".

Sin dudas, esos "buitres autóctonos" no son buenos para nuestra fauna. Sin embargo, lo que no se le pudo preguntrar a la Presidenta, porque muy rara vez admite preguntas, es qué hizo su Gobierno y el de su esposo Néstor Kirchner para incentivar la producción nacional o ayudar a las industrias a ampliar su producción, cuando promocionan medidas restrictivas a las importaciones de los insumos necesarios para esas industrias. O por qué beneficiaron a los que ahora llaman "buitres autóctonos" para que se conviertan en un monopolio de la televisión por cable en perjuicio de los pequeños canales del interior del país. A la descripción zoológica de la Presidenta le faltaron algunas especies.

La referencia de Cristina Fernández se produjo en el acto de inauguración de obras de ampliación de la planta avícola de la empresa Tres Arroyos SA, en la localidad bonaerense de Capitán Sarmiento, donde previamente inauguró una planta de energía eléctrica. En este contexto, la mandataria fustigó una vez más a los llamados fondos buitres, en alusión a los fondos de inversión extranjeros que no aceptaron el canje de 2005 y litigan contra la Argentina para cobrar deuda.

Así, la Presidenta alertó: "Hay una política buitre en Argentina, que está esperando que el otro fracase, que al otro le vaya mal, para sobrevolar sobre esa desgracia", graficó. La jefa de Estado precisó que "son pocos pero poderosos, difaman, mienten, entorpecen, ponen palos en la rueda, buscan enfrentarnos los unos con los otros".

Además, recordó que muchas veces los argentinos, "sin entender realmente a qué intereses beneficiaban", se enfrentaban "con gobiernos a los cuales les debían la movilidad social ascendente", y dijo que "esa es la historia del peronismo en la década del ‘40 y del ‘50".

Aunque esa situación no es lo que ocurre en la actualidad, ya que la deuda social es cada vez mayor, la Presidenta continuó fustigando a quienes considera enemigos del Gobierno. Entre ellos, también incluyó a la oposición. "Necesitamos argentinos con vocación de éxito, de compromiso", enfatizó.

Sin embargo, aseveró que "finalmente, cuando pasa el tiempo de las imágenes, de las palabras, cuando viene el tiempo de gestión concreta en los gobiernos, uno los ha visto una y mil veces desplegar sus alas y no saber hacer otra cosa que sobrevolar sobre la desgracia".

Por último, exclamó: "¡Yo soy del país que le gusta el éxito!", y exhortó a "mutar" esa política buitre que "tanto daño nos ha hecho a todos".

Comentá la nota