"No se cercenó el debate ni se ocultó información de la rendición de cuentas"

Indicaron que desde el bloque de Unión Pro no hablaron porque "no quisieron", pues Vega "ni siquiera defendió su dictamen". Destacaron que el expediente es "un documento público" que está a disposición de quien lo desee.
Héctor Ambrosino y José María Pezzato, concejales radicales, afirmaron que no les quitó la posibilidad de hablar a los ediles de Unión Pro y que "tampoco se ocultó información, porque la rendición de cuentas es un documento público y está a disposición de quien desee verlo y analizarlo".

Consideraron que el abandono del recinto de la bancada "liderada por Nicolás Lasa fue una puesta en escena".

"Antes de la rendición de cuentas se trató una ordenanza sobre feed lot, a partir de un proyecto gestado por Juan Carlos Bertoni hace tres años y otro realizado por Pezzato y Ernesto Ibarra. Con dictamen de comisión, Federico Tonelli, con el acompañamiento de Mercedes Rocco, sustrajo del original algunos condicionamientos respecto a la infraestructura que deberían tener esos emprendimientos. Tonelli posee un feed lot a 500 metros de mi casa que carece de la infraestructura adecuada y entonces, en la sesión, antes de la votación, no defendió su dictamen", dijo Ambrosino.

"No quiero -remarcó- equiparar ese asunto con la rendición de cuentas, lo digo porque en algunos momentos tienen interés en debatir y en otros no. No hablar en la rendición de cuentas fue una decisión exclusiva de Unión Pro, porque el oficialismo no se lo impidió. De hecho, antes de la sesión en notas periodísticas se habían expedido sobre la rendición de cuentas, por lo que extraña no lo hayan hecho en el recinto, sobre todo cuando (Guillermo) Vega, como firmante de un dictamen en minoría, pudo hacerlo".

El expediente de la rendición de cuentas "fue debatido en las comisiones, estudiado, porque ingresó el 15 de abril y estuvo la documentación respaldatoria a disposición de quien la deseara ver en la comuna. Si no tomaron nota sobre la documentación es responsabilidad de ellos".

Ambrosino negó que hayan cercenado el debate. "Habló (Ernesto) Ibarra, luego (Gloria) Argañaraz y cuando el presidente (Mario) Nuñez invitó a usar la palabra, nadie lo hizo. Ante esa situación, hice uso del reglamento e interpuse la moción de votar".

"Las excusas de Unión Pro

no son válidas"

José María Pezzato sostuvo que la bancada del radicalismo y la Coalición Cívica "estaba muy bien preparada para el debate, porque estudiamos el expediente como debe ser. Estábamos dispuestos al debate político, porque no compartimos la exposición de los números, que si bien pueden aportarse, lo concreto es que se analiza la política ejecutiva, con la que podemos o no estar de acuerdo, pero no se la podemos pautar al Ejecutivo. Cada edil puede opinar que es mejor gastar en tal cosa en detrimento de otra, pero esa es una determinación del Intendente".

"Argañaraz expresó que esta rendición estuvo mejor que la del año pasado y se explayó durante 27 minutos, más allá que quizá esperaba hablar más. Los que se enojaron y se fueron estuvieron 40 segundos y no fueron capaces de pedir la palabra para defender primero su dictamen y luego refrendar o oponerse a la rendición. Sus excusas de que se abortó el debate no son válidas", enfatizó.

"Insisto. El oficialismo estaba, como siempre, dispuesto al debate político, porque para lo técnico está el Tribunal de Cuentas que visita el municipio cada 15 días. Si alguno no cree en el Tribunal, es otro tema, pero a esos funcionarios no los designa 25 de Mayo, sino la Provincia para auditar", explicó.

Por último, criticó que la bancada de Unión Pro "salió a hablar por los medios, cuando debería haberlo hecho en el recinto y si no lo hizo fue porque no quiso o bien por desconocimiento del Reglamento".

Comentá la nota