Cerca de 200 personas recibieron la dosis contra la fiebre amarilla

Cerca de 200 personas recibieron la dosis contra la fiebre amarilla
Luego de que en Pergamino se instalara un puesto oficial de vacunación días pasados el Ministerio de Salud envió 500 vacunas para ser distribuidas entre la población interesada. En la primera jornada más de 150 vecinos de la ciudad y de otras localidades fueron vacunados ayer en el CAP “2 de Abril”.
DE LA REDACCION. Ayer por la mañana el Centro de Atención Primaria (CAP) “2 de Abril”, ubicado en Pico al 800, recibió a una importante cantidad de ciudadanos que asistieron al lugar para recibir la vacuna que los inmuniza ante la fiebre amarilla.

En el transcurso de la mañana y hasta horas del mediodía se llevó a cabo la primera jornada de vacunación en nuestro medio.

Las dosis comenzaron a ser aplicadas antes del horario previsto ya que a partir de las 9:00 la población interesada en recibir este beneficio se apostó en las puertas del centro. En este sentido la enfermera a cargo de la vacunación, Mabel Naser, comentó: “Comenzamos antes del horario previsto, el cual estaba pautado entre las 11:00 y las 15:00 porque en esa franja hay más disponibilidad de espacio en el centro, dada la cantidad de gente que vino a vacunarse. No tenía sentido hacer esperar a la población porque acá contábamos con el personal suficiente para hacer la tarea”.

Es válido mencionar que el CAP ubicado en la zona norte de la ciudad es el único puesto oficial, determinado por el Ministerio de Salud para la Región Sanitaria IV, que existe en Pergamino. “La Región Sanitaria IV tiene a su cargo a más de 10 municipios, por eso toda la gente oriunda de los pueblos y localidades vecinas deben acudir a este centro para ser vacunados”, informó la profesional.

En un lapso de tres horas se aplicaron 160 dosis. Asimismo vale resaltar que la enfermera responsable de la vacunación recibió múltiples llamados de ciudadanos de otras localidades que, al enterarse de la aplicación de la dosis, manifestaron que asistirían al lugar de la vacunación. Por este motivo la profesional de la salud señaló que las vacunas puestas ascenderían a 200 en la primera jornada de aplicación.

La totalidad de los pacientes que acudieron al CAP para ser vacunados son personas que en el corto plazo viajarán hacia el norte del país. “Todas las personas que vinieron van a viajar en los próximos días ya sea a vacacionar o por cuestiones laborales”, declaró Naser.

Para mañana la cantidad de dosis dispuestas para aplicar serán, aproximadamente 200. “El viernes vamos a actuar de la misma manera. A la gente que llegue antes se le dará un número para organizar los turnos y en ese orden vamos a ir vacunando. Hoy (por ayer) no hemos tenido ningún tipo de inconvenientes con la gente que vino. La población se fue muy agradecida y satisfecha con la dosis recibida”, comentó la enfermera. A la vez que aclaró: “Debemos reservar una cantidad para el lunes porque muchas personas vienen a Pergamino para recibir la dosis. No obstante solicitaremos al Ministerio de Salud más cantidad de vacunas”.

Pergamino: puesto oficial

En muchas otras localidades de la provincia de Buenos Aires hace varias semanas que están vacunando. “Todos los puestos para vacunar fueron determinados por el Ministerio de Salud. En Pergamino no se iba a establecer pero dada la insistencia de la Región Sanitaria y teniendo en cuenta que muchas personas de la ciudad y las pertenecientes a las localidades aledañas necesitaban vacunarse el director de Epidemiología de la provincia dispuso que se instalara un puesto oficial en nuestro medio ya que todos los interesados debían trasladarse a Rosario para recibir la dosis”, comentó la responsable.

La elección del CAP se basó en la comodidad del espacio ya que hay lugar suficiente para estacionar, es amplio y moderno el sitio, además el horario de atención es corrido. Para lograr un óptimo trabajo de vacunación el personal destinado para tal fin coordina sus labores. “Hay más enfermeras que me ayudan en la colocación de las dosis y tenemos gente que realiza la parte administrativa. Dos son las mujeres que se encargan de llenar los formularios que corresponden y hacer el certificado que tiene carácter internacional. Tenemos un buen plantel de trabajo”, señaló Naser.

Buenos Aires, al igual que otras provincias, no son consideradas zonas endémicas, motivo por el cual no es recomendable que las personas que no efectúen un viaje hacia el norte se vacunen. “Apelamos a la solidaridad de la ciudadanía para que tengan la posibilidad de vacunarse aquellos que viajen a las zonas más afectadas por el mal. Igual yo trato de explicarles a los pacientes las normativas. No tiene sentido ponerse la vacuna si no se viaja porque es una dosis que no está en el calendario oficial”, declaró la profesional a cargo.

Inmunización

La vacuna se aplica desde el primer año de vida hasta los sesenta. Los bebés que tienen menos de nueve meses de vida no pueden ser inyectados con la dosis. Por eso desde los nueve meses hasta el año deben presentar prescripción médica al igual que las personas mayores de sesenta años. En torno a esta cuestión cabe mencionar una aclaración: si bien el Ministerio sólo solicita la receta médica a las personas mencionadas anteriormente en Pergamino la prescripción se pide a todos los que quieran vacunarse. “Decidimos actuar así para evitar inconvenientes. No queremos tener problemas con la gente que es alérgica o toma un determinado medicamento o cualquier otra razón para la cual la aplicación de la dosis se convierta en un peligro”, explicó la profesional de la salud.

La vacuna contra la fiebre amarilla comienza a actuar a partir de los diez días de la aplicación. Luego de ese período la persona está inmunizada, razón por la que se recomienda a todas las personas que deban o quieran viajar a las zonas endémicas que reciban la dosis con la correspondiente antelación.

La vacunación se da de acuerdo al desarrollo de la enfermedad en las zonas afectadas (norte del país y sur de Brasil).

Todos los interesados en recibir la vacuna debe acudir al Centro de Atención Primaria “2 de Abril”, situado en Pico al 800, los lunes, miércoles y viernes de 11:00 a 15:00.

Fiebre amarilla

La decisión de vacunarse contra la fiebre amarilla se tomó en marzo del año pasado, ante la aparición de monos aulladores muertos en Posadas.

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa aguda de origen viral, que tiene una duración breve y gravedad variable. La infección puede progresar hacia la denominada etapa de intoxicación, con síntomas de insuficiencia hepatorrenal, y otras manifestaciones hemorrágicas. La transmisión se da por la picadura del mosquito Aedes aegypti y no se transmite de persona a persona. Puede presentarse de muy variadas formas, desde manifestaciones clínicas leves hasta un cuadro mortal. Aparece como un síndrome gripal con dolores musculares y de cabeza, además de fiebre y se diferencia del dengue por la ictericia (color amarillento). Hay dolores abdominales y vómitos. Puede llegar a un compromiso hepático y ser mortal.

En Pergamino no está el vector y al no estar el mosquito no hay riesgo. Lo fundamental en la población es la toma de conciencia, sacar los cacharros y no dejar agua estancada. Así se previene también el dengue que son diferentes virus pero transmitidos por el mismo vector.

Comentá la nota