Cerca del paro, la FAA fue al Senado

Cerca del paro, la FAA fue al Senado
Legisladores de la UCR, la CC y el PS se sumaron a los reclamos de Eduardo Buzzi. Este jueves la Mesa de Enlace definirá nuevas protestas.
La conducción de la Federación Agraria Argentina (FAA) se reunió este miércoles con legisladores nacionales opositores, con quienes analizó medidas para mejorar la situación del campo y para reclamar que la presidenta Cristina Kirchner se “abra al diálogo” con el sector. La audiencia se realizó en el Salón "Arturo Illlia", un día antes de que la dirigencia agraria se reúna para definir nuevas protestas.

Al encuentro asistieron el presidente de la FAA, Eduardo Buzzi con una fuerte comitiva mientras que por el lado de los legisladores estuvieron presentes los senadores Gerardo Morales (UCR), Ernesto Sánz (UCR), Rubén Giustiniani (PS), Samuel Cabanchik (CC), y los diputados Fernando Iglesias (CC), Patricia Bullrich(CC), Oscar Aguad (UCR) y Francisco Ferro (CC), entre otros.

Morales, que presidió la reunión, criticó que el Gobierno "ponga en manos del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, la ayuda a los productores, quienes serán rehenes de recursos que son de todos". Además, se insistió en el pedido para que se habilite en febrero un período de sesiones extraordinarios, y denunciaron que el kirchnerismo tiene la intención de "vaciar el debate político”.

Tanto los legisladores como la FAA cuestionaron la reciente medida de quitarle a la emisión de las cartas de porte, requeridas para el transporte de granos, que le representaban un ingreso de unos 8 millones de pesos anuales y aseguraron que se trató de una medida destinada a castigar a la Federación por su posición crítica hacia el Gobierno, aunque dijeron que "vivimos 90 años sin cartas de porte, y podremos vivir 90 años más".

Sobre la medida de fuerza que adoptaría mañana la Mesa de Enlace, Buzzi dijo que el campo debe recurrir a ese tipo de recursos porque no encuentra interlocutores en el Gobierno. "Ojalá tuviéramos un lugar para discutir. No tendríamos que levantar escenarios y tribunas para hacernos escuchar", puntualizó.

Sobre ese punto y a modo de ejemplo aseguró que la ministra de Producción "no recibió ni una sola vez al campo", desde que asumió en noviembre pasado, algo que hacía "dos veces por semana" cuando integraba el gobierno bonaerense en la actual gestión de Daniel Scioli.

Este jueves, los principales referentes de la Comisión de Enlace Rural se reunirán para definir los alcances que tendrá la nueva protesta del campo, que sumará reclamos a los que esgrimió el sector agropecuario el año pasado, cuando protagonizó el mayor enfrentamiento que haya tenido el sector con el Gobierno de Cristina Kirchner.

NUEVO ESCENARIO PARA NUEVAS PROTESTAS. Distintas vertientes del ruralismo dijeron hoy que el encuentro de este jueves para definir la fecha y las modalidades de las nuevas protestas será extenso; ya que habrá que redimensionar el impacto económico que, causa el intervencionismo de mercados, sumado a la peor sequía que castiga al sector y al país.

Además, el contexto que tendrá la protesta actual incluye ingredientes que no existían en marzo de 2008, cuando estalló el mayor reclamo agropecuario de la historia: cayeron los precios internacionales de los granos junto con de lácteos y carnes, la liquidación de vientres acumula 24 meses de matanza de vacas; la ganadería está en riesgo de extinción y la rentabilidad pasó a ser nula en los principales cultivos de exportación.

El endeudamiento sectorial creció y la postergación en los pagos de deudas por insumos y servicios acumula casi un semestre, aseguraron a la agencia DyN proveedores del área y subrayaron que quienes más trigo perdieron sólo podrán cancelar vencimientos cuando levanten la soja.

Fuentes de la dirigencia aseguran que quieren dialogar "sin favoritismos" y admiten que la protesta está en los umbrales del encuentro.

Comentá la nota