Cerca de Echegaray miran con desconfianza hacia la SIDE

Consideran que el responsable oculto de la operación es el 2 de Inteligencia.
Quienes frecuentan a Néstor Kirchner dicen que el ex Presidente valora la lealtad a su persona como un tesoro político incunable. Una nueva disputa para ganar puntos en las simpatías del santacruceño parece haber nacido al fragor de las últimas horas: Francisco 'Paco' Larcher, número dos de la SIDE, estaría enfrentado con Ricardo Echegaray, el administrador de la AFIP.

En el entorno del actual jefe de las recaudadores admiten que tenían programada una inspección a Clarín. Pero dicen que ese procedimiento se iba a concretar tras el recambio legislativo del 10 de diciembre. Aunque la movilización de 300 inspectores demanda no menos de una semana de preparación, voceros de Echegaray siguen repitiendo la misma versión desde el jueves: que el funcionario no sabía nada.

"Poneme en el teléfono a la persona que está a cargo", le habría ordenado Echegaray a sus subordinados, tras conocerse el espectacular operativo. "Y ahí apareció (Andrés Edgardo) Vázquez. Ricardo (Echegaray) lo llamó y le dijo que levantara todo esto", cuentan cerca del ex titular de la ONCAA.

Aunque en el organigrama formal, Sergio Mancini (bahiense, amigo personal de Echegaray, compañero universitario en Mar del Plata) está por arriba de Vázquez, en la AFIP siempre apuntaron a este último como primer responsable.

El viernes, cerca de Echegaray, insinuaban que "todo se trataba de una maniobra de inteligencia". "Pero que no se entienda que hay algo con (Héctor) Icazuriaga (el director de la Secretaría de Inteligencia)", confiaban. Ayer estaban un poco más afilados: "Vázquez responde a Paco Larcher (número 2 de Inteligencia). No se entienden las razones por las que está tratando de perjudicar a Ricardo (Echegaray) y al Gobierno en su conjunto", soltaban en medio de conversaciones cargadas de bronca.

Vázquez provoca toda clase de polémicas desde su apellido. Algunos lo escriben con "s"(Vásquez), pero en su último nombramiento oficial, en el Boletín Oficial del 16 de febrero, cuando fue ungido como director de la Regional Sur figura con "z".

"Es peligroso. En mi época hacíamos todo lo posible para alejarlo de las decisiones sensibles", reseña un asesor que estuvo en la AFIP durante la gestión de Alberto Abad (que se fue por un enfrentamiento público con Echegaray, por entonces titular de la Aduana, por la implementación del sistema María, contado en Clarín del 27 de enero de 2008). "Pero es un tipo formado: sabe de normas contables pero también tiene cintura política", admiten hasta los que no lo quieren.

"(Francisco) Larcher le dijo a Echegaray que lo tenía que nombrar", sostienen como defensa del director recaudador. En ese caso, lo llamativo sería que Echegaray -al que describen como muy meticuloso en los detalles y la letra chica, una costumbre que habría adquirido en la Aduana- haya aceptado la situación sin formular las preguntas adecuadas. Todo indica que el mismo líder en el que ambos convergen -Kirchner- dirimirá la contienda.

Comentá la nota