Más cerca de un acuerdo.

La gestión de intendentes para una aplicación equitativa del laudo podría destrabar la negociación.

La hicieron ayer los mandatarios de la región del Valle. Hoy el sindicato realizará un plenario para analizar el acta firmada por los jefes comunales.

Cipolletti > La grave situación generada por el conflicto frutícola que ya lleva varios días en los que han ocurrido tomas de galpones, cortes de rutas y fracaso de las negociaciones entre las partes, adquirió ayer una imprevista pero alentadora derivación a partir de la gestión de los intendentes de toda la región para mediar por una equitativa aplicación de un laudo del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Los jefes comunales se reunieron al promediar la tarde en Cinco Saltos. Estuvieron, entre otros, Alberto Weretilneck, Carlos Soria, Graciano Bracalente, Ariel Rivero, Juan Garrone, la anfitriona Patricia Etcheverry, entre otros de esta zona y jefes comunales del Valle Medio.

Analizaron la situación y finalmente suscribieron un acta en el que reclaman a CAFI y al Sindicato de la Fruta a acogerse a un laudo, al tiempo de solicitar a la cartera laboral que la aplicación de ese arbitraje “sea con un valor equivalente a la mitad de lo planteado por cada una de las partes”.

Esta acción de los intendentes, que habría sido alentada por Weretilneck y otros de sus colegas en las primeras horas de ayer mediante algunas consultas, inclusive con el gobernador Miguel Saiz, podría ser la llave para destrabar el conflicto, habida cuenta que en el congreso sindical del viernes algunos delegados que se inclinaban a favor de un laudo reclamaban garantías de que sus expectativas no iban a verse frustradas. Esa condición fue varias veces pedida al secretario general, Rubén López, quien también participó del encuentro de los intendentes.

Día clave

Para hoy, el gremio tiene previsto llevar a cabo un plenario a las 10 en el local sindical de Cipolletti. Allí, López exhibirá el acta suscrita por los jefes comunales, que asoma como un acompañamiento político que dará fuerza a las expectativas de los trabajadores.

Si bien las cifras de un eventual laudo constituyen un resorte del Ministerio de Trabajo, los trascendidos dan cuenta que el arbitraje y tal lo reclamado por los intendentes, luego de cumplimentado los plazos pertinentes que llevarían no menos de dos semanas, la cartera nacional podría fijar un aumento salarial que estaría entre el 27 y el 29 por ciento.

Habrá que esperar ahora el desarrollo de los acontecimientos, mientras persistían las medidas de fuerza en los empaques y un corte en el puente que une Centenario con Cinco Saltos.

Comentá la nota