Ceramistas piden ser proveedores del Estado

NEUQUÉN (AN).- Los obreros ceramistas de la cooperativa Fasinpat (ex Zanon) le pedirán al gobernador Jorge Sapag que contemple la posibilidad de que el Estado los tenga en cuenta como proveedores preferenciales.
De este modo intentan contrarrestar la caída de las ventas, y las dificultades que sobrellevan para pagar el consumo de energía que insume la cadena de producción.

El ex secretario general del sindicato, Alejandro López, indicó que esta semana solicitarán una audiencia en la Casa de Gobierno: "queremos que nos compren revestimientos y cerámicos para pisos", dijo.

Se trata de insumos que podrían destinarse a las "cerca de 2.500 casas" que según los ceramistas prevé levantar las provincia, con fondos propios y del gobierno nacional.

"La crisis del último año afectó el nivel de comercialización. La construcción bajó cerca de un 50%. Y para nosotros esto implicó una caída en las ventas cercana al 30%", dijo López.

Además del pedido puntual para la fábrica ubicada en el Parque Industrial, el sindicalista planteó que otro reclamo al Ejecutivo será que "los ladrillos huecos se los compren a Cerámica de Valle".

Los ex Zanon consiguieron un reconocimiento histórico el año pasado, cuando el gobierno envió un proyecto de expropiación con avenimiento a la Legislatura, que implicó el desembolso de unos 22 millones de pesos.

Ahora la fábrica quedó en manos de la cooperativa de trabajadores, que viene logrando preservar unos 450 puestos de trabajo, con un duro esfuerzo de su planta de personal.

Una vez que consiguieron la expropiación, los obreros tuvieron que ajustar los gastos y maximizar los recursos para poder asumir una dificultosa situación económica, como la que atravesó el país en el último año, a partir de un contexto que fue complicado en todo el mundo.

En forma paralela, vienen haciendo gestiones, en la provincia y a nivel nacional, para lograr algún tipo de subsidio que les permita una rebaja en el consumo de energía que utilizan.

Comentá la nota