El Centro de Vigilancia aeroespacial contará con un moderno equipamiento

El Centro de Vigilancia aeroespacial contará con un moderno equipamiento
El radar militar fijo de tres dimensiones (3D) que se instalará en el nuevo Centro de Vigilancia Aeroespacial, que se inauguró ayer en el aeropuerto internacional de Resistencia, comenzará a operar en agosto. Así lo confirmaron ayer el gobernador Jorge Capitanich y el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Normando Costantino, al inaugurar las instalaciones del centro de vigilancia emplazado en la aeroestación local, desde donde operarán distintas aeronaves de la Fuerza Aérea y equipos preparados para interceptar los vuelos irregulares del contrabando y tráfico de drogas.
Nueva unidad

El gobernador Capitanich, el brigadier Costantino y el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Germán Montenegro, encabezaron el acto que se realizó ayer en el aeropuerto local para inaugurar las instalaciones del Centro de Vigilancia Aeroespacial. Se trata de una nueva unidad militar, que está a cargo del comodoro Jorge Nelson Barrionuevo, desde donde comenzarán a operar diferentes aeronaves de la Fuerza Aérea, que colaborarán con las tareas de control y vigilancia del espacio aéreo. El comodoro Barrionuevo es uno de los pilotos veteranos de Malvinas que participaron del hundimiento del navío británico Coventry.

Tres aviones Pucará, de cuatro que sobrevolaron ayer el aeropuerto de Resistencia, estrenaron las nuevas instalaciones de la base. El acto contó, además, con la presencia del jefe de la RANE, Esteban Gorlero Pizarro, de autoridades de los tres poderes del Estado, del municipio de Resistencia e invitados especiales.

“Esto es un logro trascendente para la Fuerza Aérea que permite iniciar el largo proceso de la radarización nacional”, sostuvo el brigadier Costantino y confirmó que a partir de agosto la nueva estación estará funcionando a pleno, con el radar fijo que servirá para combatir el contrabando y el tráfico de drogas, además de mejorar la seguridad aérea en la región.

El radar en cuestión, es uno de los tres que España cedió a la Argentina, a un precio simbólico de un euro cada uno. Son de uso militar, trabajan en tres dimensiones, y tienen capacidad para detectar aeronaves en un radio de 230 millas. A diferencia del radar móvil de dos dimensiones que actualmente está en funcionamiento en el aeropuerto de Resistencia (que necesita que la aeronave tenga sus equipos prendidos para poder detectarlo) el radar fijo de 3 D detecta a la aeronave aún cuando ésta intenta volar con sus equipos electrónicos apagados.

El Centro de Vigilancia Aeroespacial Resistencia es el primer eslabón de una serie de estaciones fijas que el Ministerio de Defensa tiene previsto poner en marcha en distintas zonas del país. El próximo centro se inaugurará en el aeropuerto de Posadas, Misiones, y tendrá las mismas características de la base Resistencia, según confirmó ayer el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Germán Montenegro.

Está previsto que en agosto finalicen las obras del edificio donde finalmente se instalará el radar fijo español, que reemplazará al TPS 43 móvil actualmente operativo. A su vez, éste pasará a estar disponible para su empleo en distintos puntos del país para el monitoreo del espacio aéreo.

Los datos aportados por el nuevo radar permitirán colaborar con las fuerzas policiales y de seguridad que trabajan en la lucha contra el narcotráfico y el contrabando en la región.

Cabe destacar que el gobierno de la provincia del Chaco colaboró con el Ministerio de Defensa y la Fuerza Aérea, financiando parte de la construcción de las instalaciones del nuevo Centro de Vigilancia Aeroespacial.

Firman convenio

El gobernador Jorge Capitanich y el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Germán Montenegro, firmaron un convenio a través del cual la Fuerza Aérea entregó un predio de 100 hectáreas en Presidencia Roque Sáenz Peña, donde funcionaba el ex aeródromo; y a cambio la provincia se comprometió a construir 20 viviendas que serán destinadas al personal de la nueva base militar en Resistencia.

Las instalaciones que se inauguraron ayer incluyen los hangares para los aviones que operarán desde la nueva base y el Casino de Suboficiales para el personal que trabajará en el Centro de Vigilancia Aeroespacial. Cabe destacar que ya llegaron a Resistencia 70 efectivos de la Fuerza Aérea provenientes de distintos puntos del país, y se estima que antes de fin de año se completará la dotación llegando a un total de 200 uniformados.

Comentá la nota