Centro de Salud del CIC "María Lobato"

Se está atendiendo en el Centro de Salud del Centro Integrador Comunitario (CIC) del Barrio Mitre, que ahora cuenta con mejores instalaciones y consultorio odontológico.
Atención de primer nivel.

Cuando recorremos el Barrio Mitre de San Miguel observamos, por supuesto, algunas carencias. Pero hay algo que este barrio no carece: la buena voluntad y predisposición de su gente. Personas que se unen para colaborar entre sí y compartir sus logros con sus pares. Y si de logros hablamos, el Centro Integrador Comunitario (CIC) "María Lobato", situado en las calles Sarmiento y Juan José Paso, es el más claro ejemplo.

En la actualidad, el CIC de Barrio Mitre tiene otro aspecto, más prolijo, mejor cuidado. Pero lo más relevante es la función que cumple en el barrio. Cuenta con dos aristas: la social y la sanitaria. "Esto no es solo una sala, sino un Centro Integrador, es decir, tiene una parte social y una sanitaria, se integran e interrelacionan", afirmaba Mabel Rolón, administrativa del CIC. El centro, llamado "María Lobato" en conmemoración a una mujer que "pertenecía a las cooperativas que estaban trabajando en ese momento para la construcción del CIC, que fallece cuando se estaba construyendo, por eso sus compañeros decidieron homenajearla poniéndole su nombre al Centro Integrador", comentaba Mabel.

En su beta sanitaria, el Centro de Salud, que funciona desde el año 2006, cuenta con los servicios básicos de clínica médica, ginecología, obstetricia y pediatría. "También empezó a funcionar el consultorio de odontología, el servicio social, dentro del cual hay dos días que viene gente del patronato a trabajar y la parte de enfermería que no solamente realizan la labor de enfermería sino además acompaña en distintas labores", agregaba Mabel Rolón y aclaraba que "en pediatría tenemos el consultorio donde se atiende la demanda espontánea y algunos controles de niños sanos y los consultorios integrales que funcionan en la parte de atrás del CIC, en el que están la pediatra, la asistente social y agentes sanitarios que pertenecen a distintos movimientos sectoriales, que vienen a colaborar y hacen todo el seguimiento de estos chicos que viene al consultorio".

Hace poco más de dos semanas se inauguró el consultorio de odontología, según Rolón, "en esas dos semanas se atendieron cien personas". Se reformó todo lo que es la parte eléctrica y se está haciendo, en la parte de atrás, la guardería, que es un proyecto que tenía la mesa de gestión relacionada con la gente de Provincia, "va a ser no solo para los chicos del centro de salud sino para el barrio, para aquellas mamás que tengan que trabajar y no tengan donde dejar a sus hijos", explicaba.

"Por ahora se están dando turnos porque son pocas las horas médicas que tenemos, igualmente a parte de los turnos se atiende la demanda", explicaba la administrativa del CIC con respecto a la atención sanitaria. También comentaba que se está saliendo a hacer actividades extramuros, ya que hay lugares de la población que no se están acercando, por eso buscan tener una interrelación con ellos para que se acerquen al centro de salud y confíen en sus profesionales.

En cuanto a la parte social, se están realizando muchas actividades culturales. Se dictan talleres de corte y confección, tejido de telar, guitarra, escultura, canto, violín, entre otros, y también hay boxeo, gimnasia rítmica y aeróbica, cine para niños, el secundario para adultos y, además, se está por incorporar cocina. Comentaba Mabel que "se empezó a trabajar con los abuelos, los días miércoles se asignó para que ellos reciban una atención, cine, actividades de bingo".

Las actividades no cesan. Ya sea en lo social, cultural o sanitario, la gente del CIC de Barrio Mitre está trabajando, muchos de ellos por voluntad propia, colaborando, para una mejor calidad de vida de sus vecinos.

Dirección de Prensa

Comentá la nota