Centro de Jubilados "12 de agosto": la presidenta renunció por un conflicto que involucra a otra entidad del barrio

Emilia Jerónimo Gaspar presentó la renuncia el 5 de octubre a la comisión directiva de la entidad del barrio Amparo Castro y a la Municipalidad. Aún no la aceptaron.
La mujer cuenta cómo funciona el Centro de Jubilados donde "una coordinadora y su ayudanta" ejercen funciones, aunque no son parte de la dirigencia formal. "Crean conflictos con la Sociedad de Fomento", sostuvo.

Emilia Jerónimo Gaspar fue elegida presidenta del centro de jubilados "12 de agosto" del barrio Amparo Castro. Pero el 5 de octubre presentó la renuncia indeclinable: se vio envuelta en una trama donde otras personas, que no figuran entre los miembros de la comisión directiva, toman las decisiones y hablan en los medios en nombre de la entidad.

Este viernes relató a infoeme.com que presentó ante la comisión directiva la "renuncia indeclinable a la presidencia de la entidad e incluye la renuncia al carácter de socia", con copia a la Municipalidad. "No quisieron aceptar a la renuncia, pero ahora me llamaron para una reunión el lunes a las tres de las tarde donde la voy a presentar", adelantó.

Emilia expuso cómo funciona el centro con una "coordinadora", un cargo que únicamente existe en esta entidad y que es cumplido por Mabel Núñez, quien no integra ningún cargo de los reconocidos en la comisión directiva. Tal como interpreta Emilia, Núñez tiene un conflicto con el presidente de la Sociedad de Fomento "Amparo Castro", César González, y habría dado numerosos pasos para llevar al Centro de Jubilados hacia ese problema.

Emilia agregó que Mabel Núñez se desenvuelve con "una ayudanta", de quien no recordó el nombre. Estas dos mujeres se desempeñarían con un accionar que sobrepasa las decisiones de la comisión directiva. Esta forma de trabajo es la que llevó a Emilia Jerónimo a querer dejar el cargo.

"Ellas tenían un conflicto con este señor González de la Sociedad de Fomento, pero yo ni lo conocía. Un día González me llamó para conversar conmigo y a ellas no les gustó que yo haya ido. Y desde entonces empezamos a no andar bien. Fuimos a la Municipalidad le dije a (el director de Relaciones con la Comunidad, Gustavo) Nani que me quería retirar. Ellas ahí en la reunión dijeron que yo tenía que presentar un certificado médico, pero ellos no son empleadores, ¿para qué quieren un certificado?", se preguntó la mujer.

Emilia interpretó que la intención de la movida era retrasar o impedir su salida de la comisión, "la idea era que yo no me retire para que no quede mala imagen con González. Pero este hombre (por González) conversó muy bien conmigo, no me habló mal de nadie y me ofreció el salón de la Sociedad. Y me dijo que había dos personas que él no quería que entraran. Pero yo notaba que conmigo cambiaron en el centro de jubilados. Y yo dije ‘no’, y ahí pensé en retirarme".

La próxima reunión de la comisión directiva será el lunes, "yo me voy a Loma Negra ese día, pero les dije que les iba a mandar la renuncia con la que me sigue en la línea de mandato", adelantó al tiempo que agregó, "pedí que no estuviera Mabel Núñez en la reunión, porque ella no es de la comisión directiva". Igualmente, Emilia apuntó que "a esta reunión la convocaron ellas, pero debería llamarla la comisión. La coordinadora se mete en todo y es la que tiene la dificultad con González. Yo no tengo ningún problema, los conozco hace poco, dos o tres años".

Desde el 12 de agosto de este año Emilia figura como presidenta del Centro, pero nunca ejerció realmente el cargo. "Antes existía un centro que funcionaba como subcomisión de jubilados dentro de la Sociedad de Fomento y que presidía Mabel Núñez. Pero ella fue sacada del cargo por decisión de la comisión de fomentistas, separada por asamblea extraordinaria. Y además supimos hace poco que existiría un conflicto legal entre Núñez, su ayudanta y González".

¿Pero con qué explicaciones Mabel Núñez puede ejercer el rol en el Centro de Jubilados? "Argumenta que está en la Federación de Jubilados y que ahí la nombraron. Pero no es cierto porque el centro no presentó ningún papel en la Federación, así que la Federación no tiene incumbencia", dijo Emilia.

Otra situación que llevó a la mujer a considerar seriamente su renuncia al cargo es el uso del nombre del Centro de Jubilados que hacen estas mujeres para tomar posturas sin consultar: "en un programa de radio con Cacho Fernández, ellas hablaron en nombre y representación del centro en contra de González. Pero sin autorización de la comisión", expuso. Y recordó que en este Diario On Line, Núñez dio una nota sobre la formación del centro en la que no dejó que el cronista hablara con la comisión directiva, "fue en la Escuela 24 y ahí todo lo que dijo no lo consultó con la comisión", recordó en referencia a una nota publicada a fines de agosto.

Sobre el rol de Gustavo Nani en el tema, Emilia entiende que el funcionario municipal "pretende que haya acuerdo entre las partes, pero no es posible" y sostiene que él "fogoneó a través de Núñez para que se forme el grupo", pero "a los 20 días de la formalización, con el primer conflicto planteado esperando que Nany medie, dice que no tiene nada para darnos: no había espacio físico, ni subsidios. Y entonces, ¿para qué se formó el centro?".

Comentá la nota