El Centro de Ingenieros propone acciones inmediatas

Nuevas perforaciones, correcciones en el sistema de abastecimiento, control de las conexiones clandestinas y campañas en procura de consumos responsables, surgen como alternativas para sostener la fuente de abastecimiento de agua potable a Bahía Blanca y Punta Alta.
En el caso de que las lluvias de la primavera resulten inferiores a las esperadas, el Colegio de Ingenieros de Bahía Blanca presentó, para el mediano plazo, un plan de acción ante una emergencia hídrica extrema.

La semana pasada se enfatizaron las dificultades con la presión. Aguas Bonaerenses explicó que, teniendo en cuenta la crisis, se está adecuando el caudal a la época invernal, lo cual determinó que, ante la suba de las temperaturas, no resultara suficiente para cubrir las necesidades en determinados puntos de la red.

Mientras tanto, tras considerar que el dique Paso de las Piedras debe sostenerse como la principal fuente de abastecimiento de agua para Bahía Blanca, Punta Alta y el Polo Industrial, el colegio apoya toda obra que incremente los aportes del recurso antes del próximo verano.

La entidad, que preside Marcelo Musotto, indica que, además de las cuatro perforaciones que Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA) cumple en el Bajo San José, resultarían importantes al menos dos más, "atento que no requieren de obras de infraestructura adicionales, y permitirían disponer de agua extra. Además, se debería estudiar la sustentabilidad del subálveo".

En realidad, ABSA ya posee dos perforaciones ensayadas en el Bajo San José, de alrededor de 45 metros de profundidad, en condiciones de ser puestas en operación, lo mismo que debería contar en su poder con los resultados de la campaña de geoeléctrica que se realizó en toda la zona por encargo de Azurix, la compañía extranjera que estuvo a cargo del servicio entre 1999 y 2002.

El colegio también respalda un estudio de rectificación de los perfiles de escorrentías (vías de escurrimientos) en los faldones situados al norte de las sierras, "para que se incremente el aporte de agua de lluvia al lago", y recomienda completarlo antes del 1 de octubre.

Por otra parte, sugiere la reactivación, siempre en el corto plazo, de los antiguos pozos realizados por la ex Obras Sanitarias en el Sistema Hidrotermal Profundo, los que perduran en distintos puntos de la ciudad.

Respecto de la red de distribución, la institución apoya la postura del municipio para que los reclamos por pérdidas sean recibidos y gestionados en Bahía Blanca y no desde La Plata. Al respecto, propone una línea telefónica comunal gratuita para el usuario y un correo electrónico para los registros. Simultáneamente, advierte como indispensable un efectivo seguimiento del proceso de reparación de cada pérdida.

Con la corrección inmediata de las pérdidas y el control de las conexiones clandestinas, el colegio estima que rápidamente se reducirán las mermas de caudal en la red. Al mismo tiempo, quiere que el municipio, junto con ABSA, integre un registro de reparaciones en el que se releven datos de la cañería: diámetro, material, estado, ubicación, profundidad y arreglos cumplidos, todo debidamente acompañado con fotografías y determinación de coordenadas con GPS (posicionador satelital).

Finalmente, por medio de campañas en las escuelas, el organismo resalta la necesidad de concientizar a la población sobre el valor del ahorro en el consumo del agua.

Otras acciones en el mediano plazo

A -- Fuente

* No descartar la idea del acueducto del Río Colorado, previo análisis del proyecto.

* Preservación de Paso de las Piedras y de la cuenca de aporte para beneficio de la calidad del agua, con medidas de control sobre el uso de pesticidas, fertilizantes y actividades deportivas, recreativas y turísticas del lago y perilago.

* Revisión del proyecto del dique para mejorar la operación del vertedero, para un óptimo aprovechamiento de la reserva y del escurrimiento aguas abajo (bajar la cresta en un sector, incorporar compuertas o bien el rubber dam , una cámara inflable neumática dispuesta a lo largo del perfil del vertedero, que aumente la capacidad de embalse).

B -- Red de distribución

* Poner en vigencia el Reglamento de Obras Sanitarias Domiciliarias, con presentación de planos de proyecto y conforme a obra, tanto para ABSA como para el municipio.

* Apoyar el proyecto de ordenanza de la concejal Aloma Sartor, referente a la incorporación de "sifones invertidos" para aquellas instalaciones domiciliarias que disponen de bomba directa sin cisterna.

* Estudiar el proyecto de municipalización del servicio de abastecimiento de agua potable, que Carlos Ocaña presentó en el Concejo Deliberante.

Se perfora en el Bajo San José

A cargo de la firma bahiense Plusagua SA, continúan los trabajos en la zona del Bajo San José. El responsable de esa firma, Rubén Torrente, le dijo a este diario que el miércoles se terminó el primer pozo de monitoreo en un espacio muy próximo al segundo puente carretero de la ruta 51.

Verificadas las características sedimentarias, se tomaron muestras y se completó un registro eléctrico del pozo explorado. Ahora, se espera la aprobación de los inspectores de Aguas Bonaerenses.

Torrente indicó que su tarea se limita a la parte de exploración física y de la perforación de seis pozos que, en promedio, tendrán una profundidad de 35/40 metros. También advirtió que se está ante un acuífero freático de suma importancia, pero que no se sabe cuál será el rendimiento final de cada pozo.

Cuatro enfoques

Las iniciativas y acciones expuestas por el Centro de Ingenieros de Bahía Blanca surgieron tras el tratamiento de la problemática por el panel integrado por Juan Carlos Schefer, Cecilio Lucas, Francisco Nardelli y Rubén Valerio, convocados por la entidad durante el mes pasado.

A las posturas de los disertantes se sumaron las conclusiones del debate entre los profesionales de la ingeniería y el público en general.

1 Reservas para un año

"Paso de las Piedras tiene una reserva para alrededor de un año sin lluvias", estimó Juan Carlos Scheffer, ex responsable del dique y de la Autoridad del Agua, quien repasó los motivos de la elección que hizo la Provincia, sobre fines de los años '60, cuando prefirió el río Sauce Grande y el dique como fuentes de abastecimiento, frente al agua subterránea y el río Colorado.

Scheffer señaló que dicha solución demostró, en base a los registros de 35 años, que incluían un término de cuatro años de sequía, ser suficiente en cantidad. Además, recordó que en algunos períodos hubo inconvenientes por exceso y no por falta de agua, y que los municipios situados aguas abajo, a partir de los reclamos de particulares, exigieron que se tomaran medidas preventivas en la operación del dique, lo que llevó a reducir en 1,50 metros la cota máxima normal del embalse, hecho que disminuyó las reservas.

Aquellas pautas fueron acordadas por el Comité de Cuencas, compuesto por todos los municipios involucrados (Bahía Blanca, Tornquist, Coronel Rosales, Coronel Dorrego y Monte Hermoso).

2 Más pozos de bombeo

Cecilio Lucas, ex jefe de la zona VI de la Dirección Provincial de Hidráulica, quien entre 1974 y 1976 asumió la dirección de las obras de Paso de las Piedras, consideró que en lo inmediato, para aumentar el aporte de agua al dique, es factible una serie de pozos de bombeo de corta profundidad, a ubicarse en proximidades del vertedero, donde se depositaron materiales aluvionales que aseguran una alta permeabilidad.

"Dichos pozos aportarían en forma directa al embalse, por lo que las obras de infraestructura se limitan a la ejecución y a una fuente de energía para alimentar las bombas", consideró.

También destacó la conveniencia de una corrección de escorrentías superficiales en los faldeos ubicados en dirección al norte, en un sector de serranías, para evitar el aporte de agua superficial hacia zonas llanas del partido de General La Madrid y derivarlas hacia la cuenca de Paso de las Piedras.

3 Reducir las pérdidas

Francisco Nardelli, en representación del Colegio de Ingenieros de la Provincia, Distrito I, enfatizó su preocupación por la falta de mantenimiento en general de los distintos componentes del servicio público de distribución de agua, porque representa una pérdida importante de la reserva. También, porque el sistema de transporte desde el dique a la planta potabilizadora del Barrio Patagonia y a la red de distribución sufre pérdidas en su recorrido, a lo que se agregan las conexiones clandestinas.

"Atacar el problema permitiría reducir un volumen muy importante en forma diaria y permanente", argumentó.

4 La búsqueda sigue

El secretario municipal de Obras Públicas, Rubén Valerio, se refirió a la ejecución de las perforaciones en procura de agua subterránea en la planicie de inundación del Sauce Grande, aguas abajo del embalse (zona de los Siete Puentes, próxima a la ruta provincial 51).

También indicó que se evalúan estudios de geoeléctrica para determinar la existencia de agua subterránea en proximidades de la traza del acueducto que abastece a la planta de Patagonia. Tales análisis serán solventados por recursos económicos aportados por la Nación.

Comentá la nota