El Centro de Estudios Judiciales representa a la provincia El Chaco participa en una red nacional de capacitación judicial

Los Tribunales Superiores de Justicia de todas las provincias crearon la Red de Escuelas Judiciales de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (REFLEJAR), una institución surgida para promover la capacitación judicial y el intercambio entre los centros de formación judicial.
La Red REFLEJAR, dependiente de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (JUFEJUS), está integrada por las escuelas y centros judiciales y de capacitación de los Superiores Tribunales de Justicia de las provincias. El Chaco es representado por el Centro de Estudios Judiciales (CEJ), creado hace 30 años y dedicado a organizar actividades de capacitación y formación.

Basada en el intercambio de conocimientos y experiencias entre las escuelas judiciales argentinas a través de las tecnologías de la información y la comunicación, REFLEJAR surgió en base a la experiencia de intercambio de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales (RIAEJ).

La creación de la Red también tuvo el apoyo de Eurosocial, organismo de la Unión Europea que trabaja en el intercambio de programas de formación. En el área de Justicia, cabe recordar, el Chaco es una de las seis provincias argentinas que firmó convenios de cooperación con Eurosocial.

La Red REFLEJAR es presidida por el juez Alberto Balladini, presidente del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro. Como vicepresidente fue elegido Armando Andruet, ministro del Alto Tribunal de Córdoba. La Red también está integrada por un Consejo Directivo de cinco jueces, todos de Cortes provinciales. Y el Chaco está representado a través de una vocalía, a cargo del ministro Rolando Toledo, del Superior Tribunal de Justicia.

Capacitación y profesionalización

“A través del fortalecimiento de la educación judicial, REFLEJAR contribuirá a lograr una mayor independencia del Poder Judicial, a mejorar el servicio de Justicia y a consolidar el Estado de Derecho, con un impacto directo y eficaz en el incremento de la confianza de los ciudadanos en el sistema judicial, favoreciéndose así la cohesión social”, precisa el reglamento de la Red, que la define como “un canal de difusión, comunicación y colaboración” entre todos los centros de capacitación.

Concretamente, la Red se dedicará a promover y fortalecer la capacitación de magistrados, funcionarios, agentes judiciales, oficiales de justicia y personal judicial de los diferentes fueros y escalafones que conforman la organización judicial, contribuyendo así a “la profesionalización de los servidores públicos judiciales, en aras de alcanzar una mayor independencia del Poder Judicial a través de la formación técnica y de consolidar el Estado de Derecho en todo el territorio nacional”.

Entre sus actividades se incluyen las siguientes: difundir e intercambiar información sobre programas, metodologías y sistemas de capacitación, facilitar la transferencia tecnológica, organizar proyectos conjuntos, crear soportes informáticos en páginas web aprovechando los recursos facilitados por la Red Iberoamericana de Información y Documentación Judicial (IBERIUS), impulsar la capacitación virtual, y establecer vínculos con instituciones internacionales como la RIAEJ, la Red de escuelas judiciales de México (REJEM) y los centros judiciales de España, Francia y de otros países.

Los impulsores de REFLEJAR destacaron que la creación de la Red “aportará un valioso espacio para la reflexión jurídica, el intercambio de experiencias, el fortalecimiento de la educación judicial y el desarrollo de acciones concertadas entre las Escuelas Judiciales de las Provincias Argentinas”.

“La conformación de la red brindará la oportunidad de analizar y comparar legislaciones, desarrollar proyectos, mejorar la educación judicial, analizar corrientes ideológicas y aspectos fundamentales de la cultura jurídica argentina”, agregaron.

Además, destacaron que actualmente “son todavía importantes las diferencias existentes entre las provincias argentinas en materia de capacitación judicial, inicial y continua, por lo que la experiencia que nos proponemos implementar deberá erigirse en un instrumento fundamental para el fortalecimiento de las provincias menos desarrolladas”.

Comentá la nota