El Centro Educativo Rural recibió el primer pago por su programa de Biodisel

El Centro Educativo Rural Nº 1 de la localidad de Cortínez recibió esta mañana el primer pago por acopio de aceite comestible usado que motoriza la producción de biocombustibles, de acuerdo al plan BIO que impulsa la provincia de Buenos Aires con el apoyo a nivel local de la Municipalidad de Lujan.
El titular del establecimiento, Alcides Spolita, fue el receptor del cheque que entregó Flavio Porcille, en representación de la empresa RBA Ambiental. En el acto estaban presentes Marcelo Ordoñez, director provincial de Economía Ambiental y Energía Alternativa, Nicolás Correna, coordinador del Plan Bio, y las directoras comunales Mariana Zaia (Medio Ambiente) y María José Aparicio (Desarrollo Agropecuario).

Todos los funcionarios, acompañados por dos alumnas de la escuela, recorrieron las instalaciones donde los estudiantes aprenden a criar animales (porcinos, conejos, ovejas, gallinas, etc) y a cuidar huertas, entre otras actividades rurales.

El municipio colabora con la escuela diariamente con un colectivo que, desde Lujan, lleva a los alumnos al lugar. Además, gracias a la gestión de la intendenta Graciela Rosso ante el Ministerio de Educación, se logró la incorporación de un nuevo preceptor en los últimos días.

En tanto, el Plan BIO se enmarca dentro del programa "Generación 3R", lanzado en 2008 por el Gobernador Daniel Scioli con el objetivo de educar, concientizar y promover la participación de todos los ciudadanos para generar una nueva cultura ambiental sobre los residuos en todo el territorio provincial, haciendo especial hincapié en la educación de los niños.

Comentá la nota