El Centro Comercial realizó un relevamiento de locales comerciales desocupados

"Poco más de un año atrás, en Santa Fe era una difícil tarea lograr una locación comercial que permitiera la apertura de un nuevo emprendimiento y señalábamos con orgullo que el comercio santafesino mostraba una significativa evolución en cantidad y calidad. Hoy, el panorama ha cambiado radicalmente", sostuvo Tomás Vallejos, presidente de la institución.
El Centro Comercial de Santa Fe, en un triste pero real estudio, difundió algunos datos que tienen que ver con la situación del comercio local santafesino, de cara a la fuerte crisis económica que azota a todo el territorio provincial, sin discriminación de rubros.

En ese marco, Tomás Vallejos, presidente de la mencionada institución, sostuvo que "hoy, con tristeza, debemos señalar la reversión de esta tendencia, palmariamente demostrada en la mera observación de la importante cantidad de locales vacíos que se observan en las arterias comerciales de la ciudad".

Así, indicó que un rápido y parcial relevamiento nos indica:

*Calle San Martín, desde Gral. López a Suipacha: 20 locales en alquiler y tres en liquidación por cierre.

*San Jerónimo, desde J. de Garay a Irigoyen Freyre: 12 locales en alquiler y tres en liquidación por cierre.

*Mendoza, entre 25 de Mayo y 9 de Julio: cinco comercios en liquidación por cierre.

*Avenida Freyre: en doce cuadras, siete locales en alquiler.

*Facundo Zuviría: en 20 cuadras, desde el 4550 al 6500 y sólo en la vereda oeste: 10 locales en alquiler.

Y esta secuencia se repite en prácticamente todos los sectores de la ciudad.

No intentamos señalar culpables, y mucho menos a los propietarios que tienen el derecho de intentar obtener la mejor renta posible de sus inversiones, pero es necesario encontrar explicaciones a esta anómala situación que vive el comercio santafesino y al respecto es posible destacar:

El elevado monto de las locaciones comerciales, causa fundamental de los innumerables cierres que se producen.

El aumento de la presión impositiva y del costo de los servicios en tan inoportuno momento, que se manifiesta en inspecciones, anticipo de vencimientos, intimaciones, embargos e inhibiciones que atan de pies y manos a muchas empresas que intentan subsistir y mantener las fuentes de trabajo. El aumento de la energía eléctrica es clara demostración del aumento de la presión por vía servicios.

El desmesurado crecimiento del comercio ilegal basado en la falsificación y otros delitos, que se realiza impunemente en los espacios públicos con la tolerancia y muchas veces la protección y cooperación de las autoridades.

El Centro Comercial entiende que no puede ser indiferente ante la grave situación que vive el comercio de la ciudad, donde los mejores resultados de diciembre resultaron sólo un paliativo. Existe el fundado temor que en los próximos meses se produzcan centenares de cierres, muchos comerciantes manifiestan estar esperando el vencimiento de los respectivos contratos de locación para bajar sus persianas.

Comentá la nota