"El Centro Cívico es una obra magnífica" dijo Isa.

"Esta es una obra magnífica, será la obra del bicentenario de la Patria" dijo ayer el intendente Miguel Isa al dejar inaugurada la primera etapa del Centro Cívico Municipal sobre avenida Paraguay al 1.200. Emocionado, eufórico, casi exaltado Isa dijo que los salteños pueden estár tranquilos porque la plata está bien administrada y va en beneficio de Salta, los recursos están a la vista de todos, en puentes, paseos, plazas y edificios".
Practicamente a los gritos y al borde de la disfonia, atribuida por él mismo a los goles del lunes de Juventud Antoniana, Isa dijo que no compra nada para él, sino para su pueblo, que no enriquece su patrimonio personal sino el de la ciudad, el de los vecinos.

"Aquí está," dijo en referencia al Centro Cívico, es de todos y para todos".

Enfático, Isa dijo que hablaba desde "lo profundo de mis sentimientos, desde lo que me dicta el corazón".

Al borde las lágrimas, mencionó, como lo hizo el vicario de la Diócesis Dante Bernacki, las gotas de agua que habían caído durante la bendición y luego cesaron. "Estas gotitas son benditas y mi padre y mi madre deben sentirse orgullosos de que su hijo nació a la vida política para servir a los que menos tienen".

El acto inaugural del CCM se cumplió en la playa de estacionamiento, previa a la entrada principal, poco después de las 19,30. Antes hubo un festival folclórico, escenario con pantallas gigantes, y a la izquierda un inflable con imágenes de Isa, Urtubey y Fernando Yarade.

Casi desbordado por el entusiasmo Isa anunció la próxima habilitaciòn del edificio del Tribunal de Faltas, que fue iluminado con fuegos artificiales y la advertencia del jefe comunal que dijo "espero que ahora no me lo quemen".

Les dijo a los concejales que allí tambièn se levantará el edificio del Concejo Deliberante y afirmó que dentro de diez años nadie va a reconocer el lugar, situado a 15 kilómetros de barrio Santa Ana y 14 kilómetros de Vaqueros. "Quiero una Salta integrada, con amor, alegría, corazón, prioriozando al ser humano antes que las cosas".

Previamente, durante la bendición monseñor Dante Bernacki dijo "estar admirado por la obra admirable que hizo la Muncipalidad, una inversión con la que gana todo el pueblo de Salta".

El Vicario pidió "no quedarnos atrás en el mundo globalizado y habló de la necesidad de menor burocracia y una mayor eficiencia.

Asistieron la casi totalidad de los ministros del Poder Ejecutivo Provin-cial, funcionarios municipales, el hermano del intendente Daniel Isa, los ex intendentes Juan Carlos Villamayor y Enrique Tanoni y numerosas agrupaciones políticas identificadas con la figura del candidato a diputado nacional Fernando Yarade. Hubo un gran despliegue de fuegos artificiales, luces, pancartas y clima preelectoral.

Comentá la nota