Central volvió a sumar y los jujeños se hunden más

Central volvió a sumar y los jujeños se hunden más
Ezequiel González, de tiro libre, marcó el único gol en el primer tiempo, y sobre el final se fue expulsado.
Inteligencia pura en Rosario Central. Impotencia en su máxima expresión en Gimnasia de Jujuy. Y entonces no extrañó el resultado. Ganó Central y listo. Fue 1 a 0 y con gol de Ezequiel González, de tiro libre. Para llegar confiado al clásico ante Newell's de la próxima fecha, para seguir soñando de la mano de su flamante técnico, Miguel Angel Russo. Porque con triunfos como el de ayer, en partidos de 6 puntos, la historia le puede cambiar, y soñar con zafar del descenso y de la Promoción no le sonará imposible. Perdió Gimnasia y poco más para decir. Porque caídas como la de ayer lo van condenando definitivamente a jugar en la B Nacional.

De entrada nomás se vio a un equipo que entendía a qué jugar. Central fue inteligente desde el vestuario, hizo figura a sus dos centrales, Ribonetto y Burdisso y a Ezequiel González y Cristian González en el medio. Ganó la pelota y casi no sufrió. Y cuando la perdió, Gimnasia no entendió qué hacer con ella y cada vez que logró pasar la línea de los volantes, chocó con los dos centrales que no tuvieron errores y que obligaron a Pieters y a Ricky Gómez a probar desde afuera para intentar algo diferente al menos, aunque sin suerte.

Llegó el gol de Central con un tiro libre perfecto de Ezequiel González en el final del primer tiempo. Eso desnudó todas las falencias de los jujeños, que fueron nada más que impotencia de ahí hasta el final.

La única mancha para los rosarinos fue la roja que el Equi González vio en el epílogo del partido. El árbitro Javier Collado dijo que lo insultó desde la camilla, González dijo que no, pero marche preso. Y ahora el volante no estará el domingo que viene ante Newell's.

El partido dejó claro que Central quiere y que tiene con qué. Y que Gimnasia casi que ya no puede y que por eso su destino de descenso parece sellado.

Comentá la nota