El Central ya vendió u$s 400 millones en la semana para mantener el dólar en $ 3,80

La demanda de divisas sigue en aumento. Pero el BCRA multiplica estrategias para impedir que el tipo de cambio supere los niveles actuales antes del viernes. Ayer, por caso, duplicó la venta de billetes a los bancos ante las crecientes compras del público. Hubo casos, como en el BNA, en los que denunciaron que no vendían dólares
Todos los esfuerzos del Banco Central (BCRA) conducen a un sólo objetivo: que el dólar no sobrepase los $ 3,80 antes del viernes. Pero el brío oficial tiene sus trabas. La demanda del público se recalienta cada vez más, a medida que se termina la semana y se acercan los comicios legislativos. Es lógico teniendo en cuenta que la incertidumbre de los argentinos crece, en medio de un final de campaña acalorado y reñido. Pero también es cierto que las vísperas coinciden con fin de mes. Muchas empresas deben hacer frente al pago de distintas obligaciones, como las importaciones.

En este contexto, las intervenciones del Central siguen firmes para evitar que el dólar se dispare, al menos hasta el último día hábil antes del domingo. Ayer, logró que en las pantallas–no en todas– del microcentro, el billete al público termine sin variaciones en $ 3,77 para la compra y $ 3,80 para la venta. En el circuito mayorista, el resultado fue el mismo: el dólar cerró igual en $ 3,792 comprador y $ 3,793 vendedor. En las mesas financieras hablaron de un BCRA agresivo que vendió entre u$s 150 y u$s 180 millones para controlar el tipo de cambio. "Las ventas oficiales eran casi la única oferta", aseguraron. La versión oficial consigna una intervención por u$s 40 millones en el mercado spot y cerca de u$s 50 millones en el mercado de futuros. El volumen de negocios entre los dos mercados por unos u$s 532 millones, fue el más alto del mes, como signo del recalentamiento.

Otras tácticas para el control

No obstante, la entidad monetaria además de resignar divisas en el mercado interbancario cuenta con otras estrategias. Es lo que viene haciendo a lo largo de la semana habilitando sólo a la compra de a bloques de a u$s 20 millones para los grandes jugadores. "La realidad es que no sirve esa estrategia porque aunque supone montos grandes, el mercado acepta pagar más caro a algún otro vendedor montos más chicos", criticó un cambista.

Otra de las tácticas, que vale además como termómetro de la demanda del público, es la cantidad de billetes físicos que el organismo dirigido por Martín Redrado vende a los bancos –conocido en la jerga por canje– . "Ayer por canje el Central vendió cerca de u$s 100 millones para abastecer a las entidades financieras por la mayor demanda del público. Cuando lo normal es que venda billetes por u$s 50 millones", detallaron en un banco. Esta estrategia es una manera de presionar a las entidades para que no eleven el precio de la divisa en sus pantallas, ya que la transacción no supone costo adicional. "Los bancos le compramos al Central billetes por costo cero, y ellos consiguen que no traslademos centavos de más en las pantallas", manifestó un operador.

Así y todo, hubo denuncias del público, como el caso de sucursales de Olivos y centro del Banco Nación, en donde declararon no vender billetes "hasta el viernes", según testimonios de ahorristas a este medio.Situaciones como éstas también colaboran a que el dólar en el circuito marginal continúe cotizando con una brecha de más de 10 centavos respecto del precio spot. La incógnita será qué pase con el tipo de cambio después del 28J. Todo dependerá, dicen, de los resultados.

Comentá la nota