El Central logró hoy contener el dólar: cerró a $ 3,39

El Banco Central salió a jugar fuerte en el mercado financiero y ofertó 1.000 millones de dólares para contener una nueva escalada del tipo de cambio, que cerró a 3,25 pesos comprador y 3,39 vendedor, y llegó a cotizar a un máximo de 3,44, un nivel que no alcanzaba desde diciembre de 2002.
Presionado por una demanda creciente, el billete norteamericano sumó igualmente tres centavos y acumuló en la semana un incremento de diez centavos, en el marco de otra jornada marcada por la preocupación de inversores y ahorristas ante la crisis internacional y la estatización del sistema jubilatorio privado.

Si bien en los últimos días el Central intervino en la plaza para intentar contener bruscos aumentos en el dólar con desembolsos de entre 100 y 150 millones de dólares, esta vez decidió mostrar mayor poder de fuego y ofertó 1.000 millones de dólares.

Tras esa medida, el Central consiguió frenar la cotización del billete, que llegó a ubicarse en 3,44 pesos para la venta, lo que significaba un incremento de ocho centavos, pero luego recortó cinco.

El billete norteamericano no registraba una cotización similar desde fines de diciembre de 2002, cuando el 26 de ese mes cotizó a 3,44 pesos.

Fuentes de la autoridad monetaria señalaron que la oferta realizada tuvo por objetivo demostrar que hay reservas suficientes para sostener el valor del billete y evitar una disparada.

Operadores locales indicaron que ante la presión alcista el Central salió a ofrecer dólares a 3,39 pesos por unidad, para recortar la suba y así descomprimió tensiones y trajo más calma al mercado.

Al respecto, los cambistas señalaron que tras la oferta del Central bajó el nivel de los negocios, ya que los inversores interpretaron que la autoridad monetaria está dispuesta a evitar una disparada en el precio.

En los últimos días se incrementó la presión de exportadores e industriales que pretenden un tipo de cambio más alto para mejorar la competitividad externa, aunque el riesgo es que este incremento impacte directamente en los precios.

La escalada del billete norteamericano está relacionada no sólo con el preocupante clima financiero internacional sino también con el proyecto del Gobierno para privatizar el sistema jubilatorio privado, que llevó a inversores y ahorristas a buscar refugio en el dólar.

El Gobierno le pidió a las AFJP que traigan al país los dólares que tienen en el exterior, que superarían los 600 millones sólo en Brasil.

Por su parte, el euro creció 18 centavos y se cotizó en promedio a 4,21 pesos para la compra y 4,39 para la venta en casas de cambio del microcentro. En tanto, en Brasil, el real registró una mejora del 3 por ciento en relación con el dólar, para cotizar a 2,111 unidades por divisa norteamericana, producto de la intervención del Banco Central de ese país que vendió 1.084 millones de dólares.

Comentá la nota