El Central forzó una baja del dólar en un mercado en el que no aparece el agro

La divisa cedió 8 milésimas hasta $ 3,712. El billete al público terminó sin cambios a $ 3,74. En el BCRA hablaron de ventas por u$s 50 millones. La lectura de algunos es que el dólar podría ceder algún centavo en las próximas horas y hasta tanto no aparezcan los exportadores del campo en la plaza
El Banco Central (BCRA) marcó la cancha una vez más. Ayer salió de manera más agresiva para contener el tipo de cambio. De hecho, esta vez no sólo lo sostuvo sino también que apreció, aunque marginalmente, al peso. En la entidad monetaria hablaron de ventas por u$s 50 millones. En las mesas, no obstante, señalaron una cifra bastante mayor: u$s 150 millones en el contado, de los que, según dicen, no tuvo participación la banca pública –Banco Nación y Banco Provincia– como en días anteriores.

Sea cual fuere el número, lo cierto es que en el circuito mayorista el precio del dólar retrocedió unas 8 milésimas hasta $ 3,71 para la compra y $ 3,712 para la venta. En cuanto al billete, según el cierre del Banco Nación, descendió un centavo a $ 3,73. En las pizarras de las casas de cambio, sin embargo, la cotización al público se mantuvo sin modificaciones en $ 3,74. El volumen de a poco se acrecienta. Ayer se operaron u$s 368 millones entre los dos mercados (u$s 223 millones correspondieron al MAE, mientras que los restantes u$s 145 millones se hicieron en el MEC).

En el mercado señalaron que la rueda comenzó tomadora, y cuando el dólar llegó a los $ 3,72, la autoridad dirigida por Martín Redrado, no titubeó a la hora de mostrar las cartas sobre la mesa. "Se vio a un Central más agresivo", confiaron en los bancos. Así es como puso en la pantalla ofertas de a u$s 100 millones, pero sólo admitía compras de a partidas de u$s 5 millones, según algunos cambistas. Lo llamativo fue que a medida que pasaban las horas iba bajando los precios a los que ofrecía divisas.

La señal que quiso dar la entidad monetaria dejó algo confusos a los operadores. Por un lado, está claro que el Central hará sentir su presencia cuando la situación lo amerite. Pero también están los que, con esta última jugada, y ante un escenario pre electoral y de demanda sostenida, creen que quizás en los próximas días podría verse una baja de algunos centavos en el tipo de cambio. Ésa fue la lectura en varias mesas de dinero. En rigor, esta idea se vio reflejada en el mercado de dólar a futuro, en el que se vieron más oferentes en todos los plazos, más allá de las ventas efectuadas por la entidad monetaria. "Esto revela a primera vista que hay inversores que descuentan una baja de algunos centavos para el tipo de cambio", explicaron desde el Rofex.

Lo central en todo esto es que la liquidación de divisas por parte de los exportadores del sector agrario se extiende en el tiempo todos los días –aunque ayer sobre el final de la jornada se pudo ver algo más de dólares del campo–. El sector está liquidando en promedio unos u$s 50 millones diarios que sirven para sus necesidades puntuales. Los más optimistas señalan que podría verse un mayor volumen hacia fin de mes. En la otra punta, están los que aseguran que se verá lo mínimo indispensable hasta pasadas las elecciones el 28 de junio. Es por eso que también están los que descuentan alguna medida oficial que apunte a reducir los plazos de liquidación. De cualquier manera, la única certeza es que mientras la agonía continúe y hasta que no aparezcan más oferentes, la estrategia devaluatoria del Gobierno se complica.

Sobre todo, en un contexto en el que en la city esperan para las próximas horas más demanda del público, dado que los primeros días del mes los ahorristas disponen de más pesos por el cobro de sueldos.

Comentá la nota