El Central advierte un 2010 con más inflación

El Central advierte un 2010 con más inflación
Alerta que la incipiente recuperación económica ya incrementó los riesgos de presión sobre los precios. Mantiene el crecimiento de la economía de 2,5% pero agregó que si el país vuelve al crédito externo, la cifra puede ser superior.
El Banco Central prevé que la economía crecerá un 2,5 por ciento en 2010, según el Programa Monetario presentado ayer, en línea con lo previsto por el presupuesto para el año próximo. Además sostiene que se reducirá en 2.000 millones de dólares el superávit de la balanza comercial como producto de un incremento de las importaciones. El recrudecimiento de la inflación es otra de las preocupaciones que señala.

El Banco Central comenzó ayer a revelar datos del Programa Monetario 2010, que contempla para el año próximo una expansión del dinero circulante en la economía del orden del 14% y un crecimiento del crédito del 25 por ciento.

"La flotación administrada continuará siendo uno de los pilares de la política monetaria, tendiente a disminuir la volatilidad excesiva del tipo de cambio y, por consiguiente, contribuir a fortalecer la demanda de dinero", dijo la entidad conducida por Martín Redrado.

De acuerdo con al Programa Monetario, durante el año que viene, la cantidad de dinero circulante en la economía, incluidos los depósitos en los bancos, subirá 14,3% o 14% si se toman solo los depósitos del sector privado.

Debido a ello, la entidad considera que "la ampliación de la capacidad prestable derivada del comportamiento esperado de los depósitos, de la evolución de los préstamos del sector público en cartera de los bancos y de las otras fuentes de fondeo es consistente con un crecimiento del crédito al sector privado de 24,7 por ciento".

La inflación es otro aspecto sobre el que el Central pone su preocupación. "Pese a la desaceleración respecto de 2008, la tendencia reciente a la recuperación de la actividad económica ha incrementado los riesgos de incipientes presiones inflacionarias, incluso exhibiendo rasgos de persistencia", concluye el Programa Monetario.

La conducción de Redrado considera que las proyecciones del PM10 y las medidas complementarias tendrán como finalidad "continuar proveyendo dos bienes públicos esenciales para la sociedad argentina que han estado ausentes en las últimas décadas: la estabilidad monetaria y la estabilidad financiera".

El documento indica que "la recuperación económica global, y las perspectivas positivas para los precios de las materias primas y la cosecha agrícola de la Argentina de la campaña 2009/2010 permitirán un nuevo incremento en las ventas externas".

"Al mismo tiempo, la expansión de la actividad económica doméstica dará lugar a una recomposición en los niveles de importación", explica el documento.

Así, el Central concluye que "se espera que la balanza comercial muestre en 2010 un fuerte superávit, apenas por debajo del alcanzado en 2009 (cercano a los 16.000 millones de dólares)".

"El año próximo, el superávit comercial se ubicaría por encima de 14.000 millones de dólares. Así, por noveno año consecutivo, se mantendrá el superávit en la cuenta corriente, hecho inédito en la historia económica reciente de nuestro país", afirma el Central.

Con respecto al crecimiento de la economía, Redrado mantiene el 2,5% previsto por el Presupuesto pero sin contar el impacto positivo que puede tener la vuelta del país al mercado internacional de crédito. Prevé una mejora en la inversión porque permitirá el acceso del sector privado al crédito de largo plazo. Dentro del mismo organismo, manejan un crecimiento de máxima de hasta 4,5% que será muy celebrada por el ala política del Gobierno.

Comentá la nota