Centenario: atacaron el auto de Bertoldi

Ayer, un grupo de sindicalistas le arrojó piedras. La Policía disuadió con gases.

Ocurrió frente al municipio. Habrían alcanzado a agredir físicamente al secretario de Obras y Servicios Públicos, Fernando Pieroni.

Centenario > La Policía disuadió con gases lacrimógenos a un grupo de empleados municipales que agredió con piedras el vehículo oficial del intendente Javier Bertoldi, en el momento que se retiraba de la comuna junto con otros funcionarios.

La información fue confirmada por el propio jefe comunal, funcionarios y testigos que vieron cómo alrededor de las 14.30 un grupo de sindicalistas arrojó las piedras sobre un Ford Focus color blanco, que usa Bertoldi, entre insultos y golpes.

La agresión se produjo en el marco del conflicto municipal que ayer cumplió dos meses, ante una escalada de violencia nunca vista entre un reducido grupo de empleados a quienes se les adjudica distintos hechos como «amenazas y sabotajes».

Los empleados habrían alcanzado a agredir físicamente al secretario de Obras y Servicios Públicos, Fernando Pieroni, cuando los agentes lograron atravesar un cordón policial que custodiaba la salida del intendente y algunos funcionarios.

El ambiente era tenso según afirmaron ayer los funcionarios, quienes no descartaron solicitar una ayuda directa al gobernador Jorge Sapag, ante la falta de «seguridad institucional» que padece hoy el gobierno de Centenario.

Para Bertoldi un grupo de «insurrectos» pretende desbancarlo, ya que por medio de panfletos se le pidió la renuncia. «Esto llegó a un límite, estamos reunidos para saber cómo sigue todo esto, porque el gobierno provincial no nos está garantizando la seguridad y la Justicia tampoco actúa ante estos hechos ilícitos», dijo el jefe comunal a La Mañana de Neuquén.

¿Agresión o caída?

Durante la mañana ocurrió un hecho que generó controversia, en el cual habría sido agredido el director de Personal y Sueldos, Marcelo Olivera, cuando un grupo ingresó a buscar los recibos de sueldos con los descuentos de los días de paro a los huelguistas. Consultado, el funcionario negó la agresión y dijo que sólo «se resbaló» y que cayó al piso. Pero tanto Bertoldi como testigos de la escena aseguraron que un sindicalista lo empujó en la puerta giratoria del acceso a la Municipalidad, y que al caer, otro empleado lo pateó e intentó agredirlo a golpes de puños.

La Policía actuó de oficio e identificó a los agresores en el marco del paro municipal.

"Se cortó el diálogo"

Centenario > El intendente Bertoldi afirmó que los hechos de violencia sindical que ocurrieron en las afueras del municipio generaron el «corte del diálogo» con el sindicato, es decir de las reuniones preliminares y extraoficiales que mantenían.

«Estamos pensando seriamente qué hacer el miércoles, por la seguridad de los empleados que quieren trabajar. Esto no tiene nada que ver con un aumento salarial, sino con un golpe contra la gestión de gobierno», expresó el jefe comunal.

El Ejecutivo mantenía una «mesa de diálogo» en el ámbito privado con algunas cabezas del gremio, donde se insistió en el 20% de incremento salarial, una cifra que fue descartada.

El oficialismo también se reunió con funcionarios provinciales para analizar la «difícil situación» que atraviesa el conflicto y la ausencia e decisiones judiciales, sobre denuncias a empleados por varios delitos que ocurrieron.

Comentá la nota