Más de un centenar de vecinos en el cacerolazo frente a la Municipalidad

Con bombos, redoblantes y cacerolas más de cien vecinos solicitaron el cambio del Jefe Departamental y que no se presente un proyecto de Ley modificando los límites de Lezama, lo que implicaría aceptar la división.
A pesar de las malas condiciones climáticas que reinaron en la víspera, se llevó a cabo ayer con una nutrida participación de vecinos el cacerolazo anunciado en la Caravana del domingo, solicitando la remoción del Jefe Departamental Raúl Nievas y que no se presente ningún proyecto de ley para modificar los límites el Partido de Lezama, lo que implica la aceptación de la división del Distrito.

Más de un centenar de personas se nuclearon en las inmediaciones del ingreso al Palacio Municipal por calle Cramer, en donde con ruido de bombos, redoblantes, cacerolas y cornetas hicieron oír su reclamo, en primer término en dicho lugar, para luego desplazarse hacia la calle Sarmiento y manifestarse frente al Despacho de la intendente Denot, momento en el que se sumaron petardos y otros elementos pirotécnicos.

Lo mismo hicieron ingresando al patio interno del Municipio, para luego dirigirse hacia las puertas de la Comisaría 1º, en donde exigieron la remoción del Jefe Departamental. La protesta continuó con la detención de la movilización en las adyacencias del Concejo Deliberante, para luego finalizar nuevamente frente a la Plaza Independencia.

En dicho espacio, algunos de los participantes hicieron uso de la palabra, proponiendo concurrir de manera masiva a la sesión del Departamento Deliberativo programada para hoy a las 17 hs, expresando algunos de los oradores que 'los concejales tienen que dar la cara'. Además se decidió llevar a cabo una caminata por la costanera el próximo sábado para continuar concientizando a los vecinos sobre la problemática y promover el Festival musical a realizarse el día domingo.

Comentá la nota