El Censo 2010 arrojaría en Luján una población superior a los 100 mil habitantes

Por primera vez, la cantidad de habitantes del distrito se escribirá con seis cifras. El jueves fue lanzado el Censo de Población y Vivienda 2010 en el Museo de Bellas Artes. La directora del INDEC acusó a la “corporación mediática” de infundir miedo a la población para boicotear la encuesta. Los datos totales se conocerán el 20 de diciembre de 2011.

Cuando se conozcan de manera oficial los datos definitivos del Censo Nacional de Población y Vivienda que se estará concretando el miércoles 27 de octubre en todo el país, se confirmará que el distrito se encamina a despegarse definitivamente de la noción de pueblo de interior con que todavía algunos definen a Luján.

Al menos desde lo numérico, la población del partido llegaría casi con seguridad a las seis cifras. De los 93.980 habitantes que arrojó el censo realizado en 2001, ahora pasarían a ser 108.000 –estimó la Dirección Provincial de Estadísticas- o 120.000 habitantes, como presume Nicolás Caloni, subsecretario de Planificación y Control del gobierno local y encargado del operativo del Censo 2010 desde el Municipio.

Los números definitivos y totales de los datos obtenidos por unos 1.400 censistas que visitarán 39.812 viviendas y otras 40 unidades colectivas el día del censo (contabilizadas durante la etapa previa en tareas precensales) a lo largo y a lo ancho del distrito, se conocerán recién el 20 diciembre de 2011. La cantidad de habitantes y la distribución entre hombre y mujeres, por ejemplo, se sabrá antes: el 20 de diciembre pero de este año. Para junio, estarán a disposición de la población los resultados del formulario básico.

Así lo expresaron este jueves las principales autoridades del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) durante el lanzamiento del Censo 2010 llevado a cabo en el Museo de Bellas Artes de esta ciudad. Asistieron el director técnico del cuestionado organismo, Norberto Itzcovich; la directora del INDEC, Ana María Edwin; el secretario ejecutivo del Comité Operativo del Censo y coordinador, Roberto Muiños; el director de Operaciones, Gustavo Varela; y la coordinadora del diseño conceptual, Roxana Cuevas.

En Luján, además del licenciado Caloni, el censo estará a cargo de la jefa Distrital de Educación, inspectora Cristina Protolongo. Ambos también estuvieron presentes en el acto junto a autoridades regionales de Educación, representantes de distintos organismos públicos y sectores privados de la comunidad, y al que asistieron mayormente docentes que cumplirán la tarea de censistas.

El objetivo del acto fue la difusión del Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, contestar preguntas y defender la metodología que tendrá la encuesta. La intendenta Graciela Rosso, anfitriona de la reunión de trabajo, destacó la importancia que tiene el censo porque “nos permite saber cuántos somos en cada distrito pero además conocer en qué proporción vamos a elegir a nuestros representantes, tomar las decisiones políticas más adecuadas para nuestra población”.

Rosso instó a que el censo hay que hacerlo con “responsabilidad, a conciencia y sabiendo que esto contribuye a que cada uno de nosotros podamos vivir mejor, porque nos permite saber qué tenemos y qué nos falta”.

Para el miércoles 27 de octubre, el Municipio –dijo Rosso- “va a poner a disposición de todas las autoridades que tienen a cargo de la organización del censo, desde el primero al último, todos los esfuerzos que se necesiten: vales de nafta, vehículos o lo que se necesite logísticamente”.

El distrito fue dividido en 14 fracciones y a su vez en unos 100 radios censales. Cada censista visitará entre 15 y 40 viviendas y comenzará su tarea a las 8 de la mañana. El día elegido, a mitad de semana, no es casual: busca evitar el desplazamiento de la población. Cabe recordar que el miércoles 27 será feriado nacional, por lo tanto no se podrán realizar reuniones públicas y no habrá actividad comercial (para más información ver recuadro “Qué dice la Ley”).

Este censo combina dos cuestionarios: el básico y el ampliado. Como es un censo con muestra, a algunos hogares les tocará responder el cuestionario básico y a otros, el ampliado. El cuestionario básico (con menos preguntas) se aplica a la mayor parte de la población y el cuestionario ampliado, en cambio, se aplica sólo a una muestra.

El cuestionario básico contiene 35 preguntas: 9 referidas a la vivienda y al hogar, y 26 referidas a cada uno de los integrantes del hogar. El cuestionario ampliado, en cambio, tiene 67 preguntas en total: 28 referidas a la vivienda y al hogar; 39 referidas a cada uno de los integrantes del hogar.

Estiman que a cada ciudadano le demandará entre 11 y 20 minutos completar las preguntas. Los censistas, docentes y empleados públicos, percibirán $ 250 por la jornada laboral en áreas urbanas, y $ 300 en zonas rurales. Quienes sean designados tendrán la obligación de llevarlo a cabo, ya que constituye una carga pública.

Habrá en Luján unos 140 censistas suplentes que comenzaron a ser capacitados esta semana y se extenderá la capacitación hasta el martes de la semana del censo. Cada uno de los censistas deberá pasar por cada domicilio al menos 3 veces, en caso de no ser atendido. Asimismo, se informó que cada persona será censada en el lugar en el que se encuentre. Incluso si debe cumplimentar guardias laborales, se lo hará dentro de su lugar de trabajo.

Al momento de ser censado, los habitantes no tendrán obligación de dar su nombre completo ni su número de documento: basta sólo con el nombre de pila. Además, deberán exigir al censista que exhiba su credencial, una medida para evitar hechos delictivos, una de las principales objeciones de quienes se oponen al relevamiento obligatorio. Al respecto se recuerda que no es necesario que el censista ingrese a la vivienda.

De esta actividad participarán todos los ministerios del Estado Nacional, las direcciones provinciales de Estadística, las Fuerzas Armadas y de Seguridad, alrededor de 650.000 censistas y la totalidad de la población del país. El objetivo central de esta tarea es conocer las principales características habitacionales de los hogares, datos demográficos, económicos y sociales de todos sus habitantes en un momento determinado.

Siguiendo el mandato constitucional, la legislación vigente y recomendaciones internacionales, el censo se realiza cada 10 años. Tal como se hizo en 2001, este censo incluye preguntas sobre discapacidad, pueblos originarios y equipamiento tecnológico del hogar. Como novedad se incorporan los temas: como el uso de la computadora para determinar la brecha digital que hay en la población y la composición de las familias homo-parental.

NÚMEROS QUE VALEN

La directora del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC), Ana María Edwin, elogió públicamente a Rosso “no solamente por su carácter de intendente sino por los aportes que ha hecho a nuestra nación desde el Ministerio de Salud en pro de la defensa de políticas que favorecen las condiciones de vida de la población”.

Aseveró que “la estadística oficial no tiene ningún valor si no sirve para mejorar las condiciones del pueblo y garantizar el desarrollo económico. Para que esto sea posible, la información debe estar disponible en tiempo oportuno”.

Defendió la metodología y planificación que se aplicará en este censo al tiempo que aseguró que no se van a cometer errores en el procesamiento de la información. “El 20 de junio vamos a tener toda la información y los indicadores básicos derivados del Censo de Población y el compromiso final es que el 20 de diciembre de 2011, estos son tiempos record, van a estar disponible absolutamente todas las bases de datos usuarias. De manera que cualquier habitante de la Argentina pueda consultarlas”, se comprometió la funcionaria del INDEC.

Edwin hizo hincapié en un punto que a muchos les genera dudas ante la desconfianza y pérdida de credibilidad del INDEC. “El censo no es una política de gobierno sino que es una política de Estado porque los resultados emanados se usan para tener información certera en términos de definir políticas de gobierno. Si no tenemos información, la planificación de políticas de organismos de gobierno con atribuciones primarias es tentativa. O sea, tratamos de pegarle al bulto. Para ser precisos se necesitan datos confiables que da la población a través de las respuestas”.

Edwin anticipó que, de acuerdo con las estimaciones y proyecciones que hacen regularmente los demógrafos, debe haber en la actualidad 40,5 millones de personas residiendo en la Argentina. Sin embargo, dijo que en 2001 hubo una “altísima omisión en el conteo de población” y puso como ejemplo que en la ciudad de Buenos Aires fue “del 8 por ciento porque no censaron las villas de emergencias o algunas áreas donde había población carenciada”, opinó la funcionaria.

Otro fenómeno que se intentará comprobar es una tendencia que ya aparecía en el 2001: el angostamiento de la base de la pirámide poblacional, la de los de 0 a los 4 años. "Esto es importante porque si hay una reducción de los nacimientos sumada al incremento de esperanza de vida, implica para la Argentina una problemática que tienen prácticamente todos los países del mundo que es cómo seguimos dentro de algunas décadas con el sistema previsional", manifestó Edwin.

Otro de los aspectos que tiene en cuenta este censo es hacer “visible” sectores de la población que no eran tenidos en cuenta en anteriores encuestas: recopilar datos de personas con discapacidad, pueblos originarios y descendientes de africanos.

Los resultados servirán para orientar la implementación de políticas sociales en áreas como educación, salud, trabajo, familia, vivienda y transporte; establecer el número de representantes legislativos a nivel nacional, provincial y municipal; estimar la demanda de bienes y servicios a partir de los datos sobre concentración de la población y su distribución por edad y sexo; instalar empresas a partir de consideraciones sobre la disponibilidad de mano de obra local, entre otros fines.

LOS MEDIOCRES DE SIEMPRE

Algunos grupos en Facebook apuntan a realizar un boicot contra el Censo al considerar que los números serán manipulados por el gobierno nacional. En ese caso, proponen que los habitantes no reciban a los encargados de realizar el relevamiento.

El resto de las objeciones están dadas por la certeza que tendrán algunos datos respecto de la caracterización de las necesidades de las familias y la calificación que se ha elegido para la consideración de la percepción de servicios públicos o la elección de materiales de construcción para determinar el nivel del censado ya que en los últimos tiempos muchos de los elementos que eran considerados como factor de pobreza o indigencia hoy forman parte de "la moda", como lo es el cemento alisado para pisos, la simulación de revoques en los frentes y hasta la utilización de adobe y techos de paja para casas de fines de semana o residencias ecológicas.

Otro aspecto que buscan vincular con el Censo 2010 es el miedo a sufrir un delito. La funcionaria Edwin atribuyó esta campaña a “la corporación mediática” por haber lanzado “la caravana del miedo”. Al respecto, aconsejó: “No nos compremos lo mediático que la corporación está intentando vender para ver si puede boicotear el censo” y auguró “un día de alegría” para el miércoles 27 de octubre.

Qué dice la Ley

La Ley 24.254/93 establece que “quedan prohibidas las funciones teatrales, exhibiciones cinematográficas, competencias deportivas y en general toda clase de espectáculos y reuniones públicas al aire libre o en recintos cubiertos. Los restaurantes, confiterías, casas de expendio de bebidas y similares, rotiserías, panaderías y en general, todo comercio de venta de artículos alimenticios y de bebidas y clubes, permanecerán cerrados”, al menos hasta las 20 horas.

Según pasan los años

Los registros obtenidos en Luján a lo largo de los años tanto a través de censos oficiales como de estadísticas semioficiales arrojaron la siguiente cantidad de habitantes:

1725 60 habitantes

1755 280 habitantes

1826 3.400 habitantes

1835 3.296 habitantes

1855 8.494 habitantes

1856 8.925 habitantes

1881 7.581 habitantes

1914 20.813 habitantes

1937 26.862 habitantes

1960 51.197 habitantes

1970 58.909 habitantes

1980 68.306 habitantes

1991 80.684 habitantes

2001 93.980 habitantes

Otros datos

- En 1914, año del tercer censo nacional, el 29,9% de la población era extranjera. En 2001, el porcentaje era del 4,2% y 3 de cada 5 personas extranjeras provenían de un país limítrofe.

En 1980, los italianos alcanzaban la mayor representación dentro de la población extranjera con un 25,7% pero en 2001 disminuyó un 14,1%.

En 1991 el porcentaje de población analfabeta era del 3,7%. En 2001, el 2,6% de 10 años y más era analfabeta.

En 1869, según el censo, había en la Argentina 234 personas con más de 100 años. En 2001, llegaron a 1.855: 347 varones y 1.508 mujeres.

14.577.073 personas convivían en pareja en 2001: el 72,8% casadas y el 27,2% en uniones de hecho.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE
X
Click en "Me gusta" para tener la información importante en tu muro