Cena de Navidad: subas de hasta el 40 por ciento en las carnes

La mesa de Navidad de este año será bastante salada. Las carnes aumentaron un promedio del 25 por ciento, mientras que en algunos cortes la suba llegó al 40 por ciento. Lo mismo pasó con los productos de la canasta navideña: los precios se incrementaron en promedio un 10 por ciento, pero servir la mesa para cuatro personas costará un 20 por ciento más que el año pasado. Así lo aseguraron el titular de la Sociedad de Carniceros de Rosario, José García, y el presidente del Centro Unión Almaceneros, José Milito. Si bien ambos indicaron que "no se notó una baja en el consumo", señalaron que "la gente se cuida más en los gastos".
Las carnes fueron de los productos que mayor aumento sufrieron en las últimas semanas. "La carne vacuna tuvo un incremento de un 25 por ciento", estimó García, aunque detalló que en otros productos, como el pollo y el cerdo, los precios llegaron a incrementarse hasta en un 40 por ciento.

Además, indicó que el lechón, otras de las carnes que muchos eligen para la mesa de Navidad y Año Nuevo, también se disparó un 25 por ciento por encima en relación al 2008.

Donde los aumentos fueron más leves —continuó García— es en el cordero, con una suba de un 14 por ciento; y la pavita, que ahora cuesta un 15 % más que el año pasado.

"La verdad es que no hay nada que se haya mantenido en precio. También el matambre arrollado está más caro", detalló el presidente de la Sociedad de Carniceros.

Entre las preferencias de los consumidores, según dijo, se cuentan el matambre, el peceto, el pollo relleno o deshuesado, el cordero, el lechón y la pavita.

Pese a los incrementos, García consideró que "no hay una baja en el consumo". Eso sí, en el mostrador advierte que "la gente compra menos en estos días para poder llevar lo que necesita para Navidad".

Bebidas y más. El resto de los productos para llevar a la mesa navideña tampoco se salvó de las subas. Y las gaseosas, según explicó el titular del Centro Unión Almaceneros, fueron quizá las que más subieron: un 35 por ciento. Sin embargo, aclaró que en los productos "estrictamente navideños", como pan dulce, budín y garrapiñada, la suba fue del 10 por ciento. En promedio, estimó, todo cuesta entre un 20 y un 25 por ciento más caro.

Los amantes de las sidras serán los únicos que podrán festejar tranquilos. Es que, según afirmó Milito, "algunas marcas, sobre todo las más económicas (La Farruca y Del Valle), se mantuvieron e incluso bajaron".

La explicación es que "terminadas las fiestas no se venden, entonces sí se mantienen o bajan porque de otro modo quedan en las estanterías".

El resto de las bebidas siguió aumentando. Las gaseosas un 35 por ciento y los vinos por arriba de un 20 por ciento.

Por eso una mesa navideña austera, para cuatro personas, con pollo y ensalada rusa como plato principal, hoy cuesta 130 pesos; y si se le suman algunos "extra" como ananá, jamón crudo y una botella de champagne, el costo se va a 220 pesos.

Eso representa, indicó Milito, un 20 por ciento más que en el 2008.

Comentá la nota