Celso Jaque volvió de Buenos Aires sin dinero fresco

El gobernador no se reunió con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y aún faltan certezas sobre cómo afrontar el grueso déficit de algo más de $500 millones en las cuentas públicas provinciales.
El gobernador Celso Jaque regresó hoy de Buenos Aires sin novedades sobre dinero fresco cedido por la Nación para lograr esquivar el endeudamiento que le permita afrontar el grueso déficit de algo más de $500 millones en las cuentas públicas provinciales.

Su paso por la Capital tenía ese fin a través de una posible reunión con el jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández.

La expectativa fue grande a la espera de que una remesa de efectivo desde el Gobierno nacional impidiera tener que ir a pedirles plata a los bancos, para lo cual el Gobierno local ya tiene un proyecto de ley en la Legislatura. Pero, muy lejos de eso, se informó oficialmente desde Prensa de la Gobernación que Jaque se reunió con la senadora mendocina Patricia Fadel y una comisión legislativa para ultimar los detalles de una modificación a la Ley de Responsabilidad Fiscal. La Provincia tendrá que pedir prestado para ella y para los municipios.

La reforma a esta ley, que este miércoles sería tratada en el Senado de la Nación, habilitaría a los estados provinciales y municipales a tomar créditos para pagar gastos corrientes, algo que ahora no pueden hacer.

Esta reforma, que se motorizó desde Mendoza y por el propio Jaque, es la que finalmente tendría como herramienta para poder tapar el déficit del 2009.

Comentá la nota