Celso Jaque mandó más plata a los municipios y recuperó espacio

Esta decisión del Ejecutivo quedó formalizada ayer en el teatro Independencia, durante un acto al que acudieron intendentes oficialistas y los opositores Víctor Fayad, Omar Parisi y Alfredo Cornejo.
Con el aporte de dos intendentes opositores tanto en lo meramente político como en los discursos, el mandatario local celebró ayer lo que todos calificaron de histórico: la modificación a la Ley de Coparticipación municipal que los intendentes han reclamado desde el ’96.

La manifestación de fuerza realizada ayer por el Gobierno confirma que Celso Jaque sigue contando con el apoyo de los intendentes peronistas, y los opositores Víctor Fayad (UCR) y Omar Parisi (PD).

Detrás campeaba el fantasma del Frente Cívico, que reúne a radicales ortodoxos, cobistas y algunos peronistas disidentes, quienes plantearon ante la Suprema Corte de Justicia de la provincia la inconstitucionalidad de ley de endeudamiento, que salió de la negociación en la que también se acordó el aumento de la coparticipación.

Aunque son dos leyes distintas, políticamente nacieron unidas. Ahora, la jugada de un sector de la oposición es hacerla caer. Jaque se negó a polemizar, pero fue categórico: "Hemos tomado el camino adecuado en un momento de crisis. Podría haber optado por disminuir empleados o subir impuestos, pero no lo hicimos. Y la ley que nos autoriza a tomar un endeudamiento se sancionó en pleno respeto de la Constitución".

Antes de apoyar al Gobierno sobre el escenario, el radical Fayad se apartó del resto de los radicales al opinar que "la ley ha sido votada con las mayorías necesarias". El Frente Cívico aduce que no se cumplió con los dos tercios de los legisladores presentes.

A su turno, Parisi afirmó: "No sirve de nada tratar de que a un gobierno le vaya mal. No se ganan elecciones así. No es intentando la destrucción sistemática del gobierno que nos irá bien".

Después de esto, era de esperar que tanto el intendente radical como el demócrata serían igual de contundentes que el oficialismo al destacar la importancia de subir la coparticipación municipal. Y así fue, todos lo definieron como un paso "histórico".

La ley con los cambios a la coparticipación fue sancionada por la Legislatura hace varias semanas y ayer Jaque firmó el decreto promulgándola. Pero no lo hizo en la intimidad de su despacho, sino en el teatro Independencia, rodeado de algunos funcionarios, legisladores y 15 de los 18 intendentes. Sólo faltaron los justicialistas Roberto Righi (Lavalle) y Juan Agulles (Malargüe), y el demócrata Jorge Difonso (San Carlos).

La coparticipación irá del 14% al 18,8%. Jaque lo explicó así: "Se cambió la forma en que se distribuyen los recursos que la Provincia destina a los municipios. Se aumentó en más de siete puntos lo que se determina como masa primaria, que para el 2010 significan $80 millones para los 18 municipios. La liquidación será quincenal, en forma automática, mientras que el Fondo de Ayuda Municipal (FAM) y el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) desaparecen".

Jaque y el malhumor social

El gobernador dio un discurso en el que sorprendió con algunas reflexiones profundas. Reconoció que "ha vuelto a crecer el malhumor social, pero esto (por la suba de la coparticipación) ayuda a mejorarlo. Ya vendrán otras cosas". También admitió cierta "desigualdad social".

Comentá la nota