Celso Jaque congeló la resolución de la crisis que azota su Gabinete

Los escandaletes que rodean a su cuñado en el Ministerio de Salud, la renuncia de la secretaria de Deportes, Beatriz Barbera, y las críticas recibidas de parte de su vice prendieron la "heladera". Parece que el gobernador y su mano derecha, Alejandro Cazabán, se van a pensar al Sur.
El gobernador Celso Jaque paró la pelota desairando a todos los que a su alrededor venían corriendo a toda velocidad detrás de cambios que refrigeren la gestión. La crisis política se recalienta cada vez más, el portazo de la secretaria de Deportes, Beatriz Barbera, fue el último tronco que alimentó la fogata, sin que se produzca una reacción gubernamental para enfriarla.

Jaque mantendrá la actitud pasiva hasta la semana que viene, contaron fuentes del gobierno a diariouno.com.ar, sin animarse a confirmar que al cabo de unos días se produzca finalmente una renovación del gabinete. Un signo claro de que no habrá anuncios determinantes este fin de semana es que el hombre fuerte del equipo ministerial, Alejandro Cazabán, secretario general de la Gobernación, colgó el traje de funcionario este mediodía y viajó con su mujer y su bebé a San Rafael, a descansar con su familia. Nunca se comunicó algo trascendente desde el gobierno de Jaque en ausencia de Cazabán, quien es el encargado de la cocina de cada separación o nombramiento del gobierno.

Jaque tampoco estuvo hoy abocado a definir acciones políticas decisivas para saldar las cuentas pendientes que se explicitan en la profundización sostenida de la crisis que empezó luego de la derrota electoral del 28 de junio. Desde entonces, en el Ejecutivo vienen estudiando la modificación de la Ley de Ministerios, aunque el avance en el cambio de estructura del gabinete que implicaría esa iniciativa se fue enfriando en los últimos 20 días. De todos modos, esta estrategia volvió a tomar vuelo con la profundización de la crisis registrada en los últimos días.

El gobernador ya recibió presiones desde la interna del gobierno para tomar medidas drásticas frente al conflicto que mantienen en Salud, el ministro Sergio Saracco y el subsecretario Ricardo Landete, cuñado de Jaque. Incluso, el vice Cristian Racconto salió a apurar cambios a través de la prensa, como ya lo había hecho antes el intendente de Las Heras, Rubén Miranda.

No obstante, de concretarse algún anuncio fuerte en ese sentido, no será de forma inminente. La resolución de la incertidumbre sobre la continuidad o no de algunos ministros y subsecretarios que provoca una virtual paralización de la alta jerarquía de la administración no fue tema de la agenda de hoy del mandatario provincial.

Jaque se ocupó esta jornada de manera preferencial del 28º Encuentro del Comité de Integración del Sistema Cristo Redentor, cita que dejó de lado en la primera jornada, transcurrida el jueves, para concentrarse en el caso Finca Landete, la marca de la familia política del mandatario que usó registraciones falsas en botellas de tomate triturado que se vendían en Neuquén. En cambio, hoy estuvo en el Centro de Congresos en la mañana y cuando finalizó la reunión binacional se fue a almorzar con Ginés González García, embajador argentino en Chile, el intendente de Valparaíso, Iván de la Maza, y el cónsul de Chile en Mendoza, José Miguel de la Cruz Cross.

Aunque no fue confirmado oficialmente, los colaboradores cercanos del gobernador creen que entre esta tarde y mañana temprano el mandatario viajará hasta Malargüe para estar con su familia y festejar con atraso su aniversario número 49, cumplido el jueves.

Comentá la nota