Celos entre Scioli y Balestrini

La relación del gobernador y su vice suma un nuevo conflicto con la postergación de la corrección a la reforma impositiva. El Senado no la sancionaría hoy porque se eliminó un perdón de deuda incluido a pedido del presidente del cuerpo
Un nuevo capítulo, con celos incluidos, se suma a la relación del gobernador Daniel Scioli y su vice Alberto Balestrini. Los senadores provinciales hoy no darían tratamiento al proyecto de corrección

de la reforma impositiva que suspende por un año el cobro del polémico impuesto a la carga y descarga de mercaderías en los 20 puertos bonaerenses.

Ayer, la comisión de Presupuesto de la Cámara alta no emitió despacho del proyecto, que ya fue aprobado por la Cámara baja. La suspensión del impuesto responde al acuerdo que Scioli hizo con los operadores portuarios. Su sanción es importante para la Provincia porque le permitirá comenzar a implementar las modificaciones tributarias, ya que la norma establece el cobro de la cuestionada tasa para este año y necesita suspenderla.

Pero el motivo para la demora de la ley no es precisamente la suspensión de la tasa portuaria, sino la eliminación de una extinción para las deudas de las empresas de recolección de residuos, que se incluyó en el proyecto de ley a pedido del vicegobernador y presidente del Senado, Alberto Balestrini.

Sucede que la iniciativa enviada por el Ejecutivo a la Legislatura, además de dejar sin efecto hasta el 31 de diciembre de 2010 el cobro de 18 pesos para la carga, 6 pesos para la descarga y 3 para el movimiento por tonelada de mercaderías en los puertos bonaerenses, también reduce la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos para la recolección de residuos de 3,5 a 1,5 por ciento. De esta manera se equipara esa actividad con la limpieza y el barrido en la vía pública. Esta medida era reclamada por los municipios porque la diferencia impositiva se traduce en los costos fijos que deben afrontar las administraciones comunales, sobre todo en el Conurbano bonaerense.

Pero además de la equiparación de los Ingresos Brutos, Balestrini incorporó a pedido de los intendentes otro artículo por el que se le perdona a las empresas las deudas por el incumplimiento de ese impuesto. Sin embargo, los diputados bonaerenses eliminaron ese artículo y giraron al Senado el proyecto de ley sin la extinción de las deudas.

La administración de Daniel Scioli pretendía que la norma se sancione esta semana. Pero, en la Cámara alta la iniciativa seguirá siendo analizada antes de pasar al recinto, a pesar del apuro de Scioli para solucionar los conflictos que desató la sanción de la reforma impositiva.

Cabe recordar que -de esa norma- el impuesto en los puertos fue uno de los más criticados y originó una dura protesta del sector. Además de los portuarios, la corrección de la reforma impositiva también es reclamada por el sector agropecuario, que también se ve afectado por el impuesto en los puertos. Pero, además, los ruralistas reclaman modificaciones en el inmobiliario rural, para lo que el Ejecutivo ya envió otro proyecto de ley correctivo que todavía tienen que aprobar los diputados.

Es por eso que antes de que se sancionara la reforma impositiva en el Senado el gobierno provincial ya estaba trabajando en su corrección. Esa situación no fue bien recibida por lo senadores, sobre todo los oficialistas comandados por Balestrini, que consideran que quedaron muy expuestos al sancionar una ley que debía ser corregida.

Sin embargo, el oficialismo no quiso arriesgarse a reenviar el proyecto de ley con modificaciones a Diputados, debido a que en ese cuerpo el Frente para la Victoria-PJ contaba con el número justo de legisladores y, por el fuerte rechazo de la oposición, tuvo que aprobarla de apuro y sin debate.

En síntesis, la postergación de la suspensión del impuesto en los puertos bonaerenses agrega un condimento más a la relación entre Scioli y Balestrini, sobre la que se ha especulado mucho por las diferencias entre el mandatario bonaerense y el segundo en la cadena de mando de la Provincia. Aunque puertas para afuera siempre se desmintió cualquier tipo de enfrentamiento entre ambos.

Ampliación del Presupuesto

Otro de los proyectos que debería sancionar hoy el Senado es la ampliación del Presupuesto 2009 por 880 millones de pesos para las carteras de Salud y Desarrollo Social. Sin embargo, la comisión de presupuesto e impuesto de la Cámara alta tampoco emitió despacho de esa iniciativa, por lo que hoy los senadores deberán decidir si la incluyen en el tratamiento.

Aunque el Senado provincial tiene la costumbre de no votar los proyectos de ley sin antes pasar por el tratamiento en comisión. Además, ese proyecto de ley es resistido por la oposición.

Diario Hoy

Comentá la nota