Un cegetista quiere la reforma tributaria

El titular de los trabajadores municipales se diferencia del discurso del PJ y se pronunció a favor de que el gobierno de Binner insista con que las grandes empresas exportadoras paguen Ingresos Brutos y alimenten así las finanzas de municipios y comunas.
"Basta ver el volumen de exportaciones de muchos grupos en los últimos años como para darse cuenta de que no avanzar en una reforma tributaria es un retroceso". El que dijo eso ayer no fue Hermes Binner ni ninguno de sus ministros. Fue el secretario general de la Federación de Trabajadores Municipales de Santa Fe (Festram), Claudio Leoni.

El dirigente de la central sindical enrolada en la CGT le dijo a LT 10 que su sector acompañó el proyecto del gobierno de reformar el esquema tributario en la provincia, cuyo punto saliente era terminar con la exención de Ingresos Brutos a las empresas que facturen más de 4 millones de pesos por año. Esa medida desató un feroz lobby de las corporaciones empresarias como la Federación de Industrias de Santa Fe (Fisfe) y de las cámaras de la construcción. Y esa resistencia corporativa encontró eco en la mayoría justicialista del Senado provincial, que finalmente enterró la iniciativa sin debate previo.

"Hoy seguimos creyendo que los que ganan mucho tienen que tributar más, sólo basta observar los volúmenes de ingresos por exportaciones en los últimos años de algunos grupos concentrados de la economía", planteó Leoni y se diferenció del discurso que el PJ santafesino –de dominante injerencia en la central obrera– acuñó para resistir la reforma propuesta por el gobierno binnerista.

La posición de Leoni, como referente de los trabajadores municipales de la provincia, tiene directa vinculación con la necesidad de sus empleadores: intendentes y presidentes comunales urgidos de un mayor caudal de fondos que le permitan afrontar negociaciones paritarias con el gremio para este año.

Los municipales saben que los municipios y comunas, en este panorama de crisis, tendrán serias dificultades para cumplir con sus compromisos. Por eso, Leoni en este asunto jugó una carta favorable al proyecto del gobierno socialista.

El lunes próximo, los dirigentes de la Festram se reunirán con algunos jefes municipales para evaluar el panorama, y en simultáneo operarán sobre los senadores del PJ y, en especial, sobre el presidente del justicialismo santafesino, el venadense Ricardo Spinozzi, el más acérrimo opositor a la reforma impositiva, a la que nunca se cansó de tildar de impuestazo.

Comentá la nota