El Cecis planteó lo del revalúo y pidió un fuerte control del gasto

La entidad había rechazado la suba del inmobiliario y por eso se reunió con Jure. Ahora dice que el jefe comunal no tiene margen y responsabilizó a la gestión de Rins. Reclamó supervisar las erogaciones
El presidente del Centro Empresario, Comercial, Industrial y de Servicios (Cecis), Javier Damiano, se reunió ayer con el intendente Juan Jure para plantearle su disconformidad con el polémico revalúo inmobiliario y reclamarle un mayor control sobre el gasto público.

“Vinimos a transmitirle al intendente no solamente lo que nos dicen nuestros socios sino también la gente en general en relación con el revalúo que ha venido con elevados porcentajes de aumento”, dijo ayer Damiano en diálogo con PUNTAL.

La entidad había dicho que el Municipio les había hablado de incrementos en la tasa inmobiliaria de entre el 50 y el 60 por ciento pero que finalmente aparecieron de 400, 500 y 600 por ciento.

Durante el encuentro, Jure les explicó que el revalúo se tuvo que hacer porque hacía años que no se lo ponía en marcha. “El intendente tiene sus explicaciones técnicas. Pero esta deuda se ha generado en la gestión anterior y hoy el intendente está tratando de sortear de la mejor manera posible con decisiones que no son simpáticas”, sostuvo el titular del Cecis.

También le pidió al jefe comunal que el control del gasto no se dé sólo en situaciones límites sino que sea constante.

Jure prometió una reducción del gasto en el orden del 30 por ciento. Esto significa recortar $ 2 millones por mes.

Para ello, achicará la planta política y eliminará a la vez programas de gobierno que no sean necesarios.

“Tiene que recaudar para hacer frente a todos los compromisos que tiene la Municipalidad que son muy importantes”, expresó Damiano.

Y acotó: “Cuando uno viene a plantear que el aumento no era en general el hablado y que hay zonas que han tenido aumentos desmedidos y un intendente que dice que está con serios problemas económicos no hay margen para negociar nada”.

“Porque cualquier cosa que se le pida va a ir en contra de los propios contribuyentes porque realmente la situación es preocupante y de alguna manera se va a ver reflejada en los servicios”, sostuvo.

Y afirmó: “Hoy se hace un aumento del inmobiliario que no se hizo durante varios años. Entonces es como que hoy se quiere poner al día lo que el anterior intendente (Benigno Rins) no hizo y hoy quieren llevarlo a estos valores”.

“Si en su momento el intendente anterior hubiera aumentado como correspondía todos los años en porcejajes pagables, hoy este intendente no tendría el problema de tener que aumentar todo junto”, indicó.

Además dijo: “También nosotros hicimos mucho hincapié en que se debe hacer un estricto control en el gasto público. No se puede salir a achicar sólo cuando las situaciones son límites. El gasto deber ser monitoreado y controlado en forma constante porque si no nunca van a alcanzar los recursos”.

En ese sentido sostuvo que “cuando se gasta más, hay que recaudar más”. Y añadió: “Y hoy no es el momento apropiado para poner en orden los porcentajes del inmobiliario porque hay un escenario económico que se vislumbra como muy complicado”.

Finalmente, Damiano manifestó: “El secretario de Economía (Marcelo Terzo) dijo durante la campaña que las cuentas estaban en orden y al poco tiempo salta que la situación no era como se decía”.

En otro orden, en relación con el revalúo, el Movimiento Barrios de Pie y Libres del Sur señalaron que “no compartimos el mecanismo instrumentado por el Municipio que no tiene en cuenta realidades concretas de los distintos contribuyentes”.

Por su parte, la línea Participación y Movilización Peronista, integrante del Frejuli, lo calificó de “exagerado e irracional, porque no puede haber aumentos de golpe del 300 por ciento”.

Comentá la nota