Cazador reclamó por una fábrica que operaría de manera ilegal

Pertenece a una familia oriental que tendría trabajadores en condiciones de explotación
A raíz de varias denuncias efectuadas por trabajadores textiles y vecinos, el concejal del Frente por Campana, Carlos Cazador, presentó en la última sesión del HCD, un proyecto reclamando que el municipio informe si sabe de la existencia de una fábrica textil ubicada en la calle Dorrego 756.

"En esas denuncias manifiestan la existencia de una fábrica de zapatillas, la cual funcionaría en forma clandestina, teniendo contratadas personas que estarían en condiciones de ilegalidad; además ésta fábrica, no contaría con los requisitos necesarios en materia de seguridad e higiene, sin la existencia de sanitarios y sin comedor", aseguró Cazador. "Los empleados además, no estarían debidamente registrados, trabajando en condiciones infrahumanas y hacinamiento, en cuartos "bajo llave", incluso hace un tiempo atrás se produjo en el lugar un incendio, donde algunos trabajadores resultaron lesionados", agregó.

"Es nuestro deber como ediles, velar por la seguridad y bienestar de los vecinos. No podemos, por ende, estar ajenos a situaciones violatorias, no solo de toda legislación laboral vigente, sino además de los derechos humanos".

De esta manera, el pedido de informe reclama al Ejecutivo municipal que dé cuenta rápidamente de si la fábrica está habilitada o no y "asimismo informe, en caso de contar con la habilitación correspondiente, si la empresa cumple además con los requisitos exigidos en materia de seguridad e higiene".

Cazador estuvo en la puerta del lugar mencionado junto periodistas, y comprobó algunas de las situaciones que se denuncian.

En ese mismo edificio, donde ahora funciona esta empresa de capitales orientales, años atrás un japonés Taira Akira, había armado lo que se conoció "Carbón Blanco", uno de los contrabandos de cocaína a Europa, más importante de la historia.

Comentá la nota