Cazador presentó un proyecto de ordenanza para la protección integral del discapacitado

En la última sesión del HCD, el concejal del Frente por Campana, Carlos Cazador, presentó un proyecto de ordenanza integral, mediante el cual propone la creación de un sistema de protección especial "para las personas discapacitadas, el que tenderá en forma progresiva a asegurar su atención, educación y apoyo asistencial, así como a concederle las franquicias y estímulos que permitan, en lo posible neutralizar la desventaja que la discapacidad provoca".
El proyecto considera que "debido a las prácticas discriminatorias, las personas con discapacidad tienden a vivir en la sombra y al margen de la sociedad y, como resultado, sus derechos no se toman en consideración, lo que hace la necesidad de dotar, al partido de Campana, de normas básicas destinadas a dar a las personas con discapacidad las mismas oportunidades que a cualquiera".

En un total de 32 artículos, el proyecto detalla las funciones que tendrá el municipio en el establecimiento de este sistema de protección, donde el ejecutivo deberá promover "las acciones necesarias para una completa concientización de la comunidad, con el objeto de que ésta en su conjunto colabore con el reconocimiento y pleno ejercicio de los derechos de los discapacitados favoreciendo su total integración".

"El Departamento Ejecutivo Municipal creará en el ámbito de la Secretaria de Desarrollo Humano, la dependencia orgánica, que se constituirá en el organismo de controlar de la presente Ordenanza", establece el artículo 4º.

También en otro de sus artículos el proyecto plantea la puesta en "funcionamiento un Centro Municipal de atención al discapacitado que tendrá por objeto recibir y canalizar toda consulta, duda y/o problema relacionado con todo tipo de orientación educativa, asistencial y/o laboral que necesite plantear un discapacitado por así, por su familia o por intermedio de la institución a la asiste, promoviendo su solución a través de la Municipalidad o mediante la derivación a quien correspondiere, garantizando el seguimiento de cada caso".

Por último, otro de los puntos destacados del proyecto, es el que plantea el "estricto cumplimiento a ley Nacional N° 25.689, y la ley Provincial N° 10.599 en cuanto establece la obligatoriedad de integrar el personal de la Municipalidad en un 4 % con personas discapacitadas que reúnan condiciones de idoneidad para la función que se le asigne, y de toda Empresa subsidiada por el Estado Municipal; en tendiéndose como subsidio también la quita en el cobro de tasas y/o cualquier otro beneficio otorgado por este Municipio, sin perjuicio de los ya recibidos por el Estado Nacional y el estado Provincial. Así mismo en todos los convenios que por licitación o cualquier otra forma de contratación realice la Municipalidad con empresas privadas, a los efectos de llevar a cabo la prestación de servicios, deberá constar en los pliegos respectivos la obligatoriedad de la empresa contratista de ocupar, un 4% de discapacitados en su personal, que reúnan condiciones de idoneidad para la función que se les da".

También en la vía publica

"La Municipalidad a través de la Secretaría de Obras Publicas especificará las normas previas para el diseño, construcción ampliación y reforma de aquellos edificios de propiedad pública o privada, destinadas al uso que implique concurrencia de público, así como la planificación o urbanización de la vía pública, parques y todo espacio libre y de equipamiento comunitario, de manera que no dificulten el necesario desenvolvimiento de aquellas personas que sufran cualquier tipo de minusvalía permanente o circunstancial en un todo de acuerdo con lo previsto en ley Nacional N° 24.451 y ley Provincial 19.592 y Ordenanza Municipal N° 2.987", asegura también el proyecto de Cazador.

"Se colocarán carteles indicadores con inscripción braille en las paradas del transporte urbano de pasajeros, identificando las líneas de colectivos que pasan por el lugar, la intersección de calles y otras informaciones que pudieran resultar de interés, los que serán realizados en Talleres Municipales con el asesoramiento de la Dirección respectiva, asimismo se colocarán indicaciones especiales para no videntes en los frentes de vados peatonales, semáforos, cruces de calles, escaleras, rampas, o cualquier obstáculo, desnivel o peligro en la vía pública y se colocarán carteles indicadores de advertencia para el tránsito de vehículos delante de todos instituto, escuela taller y cualquier otro lugar donde concurran discapacitados", agrega.

"Todo instituto, colegio, escuela y cualquiera otro edificio donde se cumplan funciones de enseñanza pública deberán adaptarse, al uso por parte de discapacitados, en sillas de ruedas, contando al menos con rampas de acceso cuando sea necesaria salvar desniveles, con un baño de características especiales según indica el Art. 26 de la presente. De igual manera en toda sala de trabajo, biblioteca, comedor u otros locales de uso público se deberán adoptar diseños que permitan un fácil acceso y utilización por quienes padezcan cualquier tipo de discapacidad. Es obligatoria la adaptación a partir de la vigencia de la presente ordenanza, en toda sala de espectáculos a fin de permitir la óptima accesibilidad de discapacitados motores ya sea con bastones o sillas de ruedas", concluye el proyecto.

Comentá la nota