Cazador aseguró que recibió decenas de reclamos de vecinos que sufrirían falta de agua

El concejal Carlos Cazador, interrumpió ayer sus vacaciones debido a -según señaló en dialogo con la prensa- la cantidad de llamados que recibió de vecinos de distintos puntos de la ciudad ante la falta del servicio de agua potable.
"Existe una situación crítica en varios puntos de la ciudad, he recibido más de 30 reclamos de vecinos de distintos barrios que no tienen agua o bien sale un hilito de la canilla", aseguró Cazador, vía telefónica.

"Si bien estoy fuera de Campana, sigo atendiendo a los vecinos y no puedo dejar de reclamar en nombre de ellos, porque parece que para el municipio no existe el problema, cuando deberían ser ellos los que estén a la cabeza del reclamo, porque fueron ellos los que nos aseguraron que la empresa ABSA era mejor y que estaba garantizado el servicio, hoy nos encontramos con que en una situación de extrema necesidad del servicio de agua corriente no está disponible en amplias zonas", continuó. "Algunos vecinos me contaban que deben juntar agua por la noche para poder tener algo durante el día. Estamos ante una situación crítica y esperamos que la empresa actué en consecuencia", afirmó.

Cazador comentó que incluso algunos bares del centro debieron apelar al servicio de los bomberos voluntarios para poder abastecerse de agua "como ocurrió con La Catedral".

Comentá la nota