Cazabán dice que sería irresponsable hablar de una interna en Salud

El gobernador se fue de Casa de Gobierno sin hablar del futuro de su cuñado, tras la denuncia por la venta irregular de salsa. Quien sí dio la voz oficial es el secretario general de la Gobernación que reveló la disposición de jaque para que Fiscalía investigue a su cuñado.
Tras la salida -casi a escondidas- del gobernador de la Casa de Gobierno, el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, quizo dar la voz oficial. "Sería una irresponsabilidad hablar de una interna política cuando hablamos de la salud de la población", aseguró a este diario. Cazabán, reveló qué hará Celso Jaque para poner claridad y transparencia al conflicto desatado por los tomates de finca Landete.

Por un lado, le pidió a su cuñado Ricardo que se ponga a disposición del Fiscal de Estado, para que se investigue a fondo. Cazabán sostuvo que en la empresa familiar se desempeña el padre de la esposa del gobernador y uno de sus hermanos, pero nada tiene que ver el subsecretario de Planificación Sanitaria. Por otra parte, Cazabán, recordó que el ministro de Salud ha ordenado una investigación poniendo a disposición todos los recursos del Estado, además de pedir antecedentes a las autoridades neuquinas.

A mediodía. El gobernador Celso Jaque estaba reunido con el vice, Cristian Racconto para decidir el futuro de su cuñado, tras la denuncia por la venta irregular de salsa, pero se fue sin hacer declaraciones por la puerta principal. Antes del encuentro, el vicegobernador adelantó que el único que puede determinar el futuro del subsecretario de Planificación Sanitaria es Jaque.

Previo a la reunión, Racconto manifestó ante la presencia de numerosos periodistas en Casa de Gobierno que "el futuro de Landete es una decisión sólo del gobernador". Sin embargo, se animó a afirmar que "no se puede perdonar que en una gestión haya cuestionen que nos afecten".

Mientras tanto, el ministro de Salud, Sergio Saracco, el subsecretario Landete y el subsecretario de Gestión de Salud, Pedro Massman, se encuentran cada uno en su despacho reticentes a hacer algún tipo de declaraciones.

Comentá la nota