A la caza de candidatos

Por: Silvia Naishtat

Podrá decirse que la Sociedad Rural rompió el molde. Lo cierto es que la entidad, que nació en 1866 bajo el lema cultivar el suelo es servir a la patria, en sus 143 años de historia dio la apariencia de ser prescindente en términos de participación política. Como si se tratara de mundos distintos, desde su tribuna de Palermo fijó durante décadas la agenda agropecuaria. Pero evitó casi siempre que sus dirigentes ocuparan puestos de decisión política.

Ahora acaba de dar a luz a una curiosa iniciativa, con la que institucionaliza y promueve la participación política de los productores. Guillermo Alchouron, primer presidente radical de la Rural y que luego pasó al fugaz partido de Cavallo, tiene la batuta de la flamante Comisión de Participación Política y la misión de convencer y de subir ruralistas a las listas. Aseguran que dejan libertad para elegir partido. Claro que es condición que lleve en la plataforma "la propuesta del campo".

Hugo Biolcati, confiesa que busca capitalizar "la gran adhesión que obtuvo el sector durante el conflicto con el Gobierno. El campo será un actor fundamental en las próximas elecciones de octubre", insiste. Por lo pronto, recorre el interior a la caza de candidatos. Y en lo que es toda una definición, lo acompañan el rabino Sergio Bergman y el consultor en política Felipe Noguera.

Comentá la nota