A la caza de Barcelona

A la caza de Barcelona
En la Liga de España, que comenzará el sábado, Real Madrid invirtió 250 millones de euros en refuerzos para frenar al brillante campeón; Messi- Cristiano Ronaldo, el gran duelo individual; habrá 40 jugadores argentinos.
La rivalidad entre Real Madrid y Barcelona es histórica, añosa, pero los acontecimientos que dejó la última temporada la exacerbaron como pocas veces. Real Madrid terminó con el orgullo herido por la aplastante superioridad deportiva y futbolística que desplegó Barcelona, que rompió todos los registros. Los estadísticos, al ser el primer equipo en la historia que conquistó la triple corona (Liga, Liga de Campeones y Copa del Rey) y se paseó por el Santiago Bernabéu con un 6 a 2 (dos goles de Messi) de repercusión planetaria. Y también los estéticos, ya que su estilo cautivó a todos por el juego asociado, la riqueza individual, la ambición, la eficacia. Hizo realidad muchas fantasías futbolísticas y les devolvió a sus partidos el concepto de espectáculo. Es el orgullo de sus hinchas y el placer de la teleaudiencia internacional.

Barcelona se distanció de todos y Real Madrid no se quedó quieto, se reinventó en el receso para disputarle el trono al rey catalán. Desde este fin de semana se comprobará hasta qué punto puede trasladar a la cancha el terrible golpe de mercado que dio en un contexto económico mundial recesivo. Al comando del club volvió Florentino Pérez, el presidente que había inaugurado la era de los galácticos con las contrataciones de Zidane, Ronaldo, Figo y Beckham. Con él también regresó Jorge Valdano en la dirección deportiva. Y la chequera empezó a echar humo: 96 millones de euros por Cristiano Ronaldo (el pase más caro en la historia del fútbol mundial), 64 por Kaká, 35 por Benzema, 30 por Xabi Alonso, 15 por Albiol... más algunos millones más por otros refuerzos complementarios.

En total, Pérez se gastó 250 millones. Sumados a los que había desembolsado en su primer ciclo en el club (2000/2006), este ingeniero vial ya le quitó a Roman Abramovich el récord de inversiones en futbolistas: 679 millones contra los 623 que el ruso puso desde 2003 para llevar refuerzos a Chelsea.

España recupera el rótulo de Liga de las Estrellas que en las últimas temporadas se había mudado a la Premier League de Inglaterra. Algo fácilmente comprobable en el siguiente dato: en las canchas de España estarán ocho de los diez finalistas de la última elección del Balón de Oro de Europa.

El duelo entre Real Madrid y Barcelona también acercará el que a la distancia mantuvieron en la temporada pasada Messi y Cristiano Ronaldo. En 2008/09, el argentino, que recibirá de la UEFA el premio al mejor delantero de la Liga de Campeones, le sacó ventaja al portugués. Va derecho a ser consagrado el mejor futbolista de este año por la FIFA. Messi viene de redondear su mejor temporada por continuidad, logros y el impacto visual que provoca con su gambeta a alta velocidad. Convirtió 38 goles en 51 partidos. Se puso muy alto el listón para el curso que está empezando. En cualquier caso, Messi ya asumió su condición de futbolista más importante de Barcelona, cuyo proyecto gira en la identidad futbolística que le dan los jugadores de su cantera, como Messi, Xavi e Iniesta.

Barcelona, que ya tenía todo armado, no necesitó hacer una revolución como la del Real Madrid. Dejó ir al goleador Eto?o ("una cuestión de feeling", fue la justificación que dio el técnico Guardiola) a Inter y para reemplazarlo trajo a una de las mejores individualidades del calcio: el sueco Ibrahimovic, un portento físico y futbolístico.

En Real Madrid, a los tres argentinos que están les costará hacerse de la titularidad. Gonzalo Higuaín debería estar desde el comienzo por méritos propios: fue el más destacado en la temporada anterior, con 22 goles en 34 partidos. Es el de mejor rendimiento, aunque de movida queda relegado por el peso mediático de Ronaldo, Benzema y Kaká. Gago también perdió lugar: Manuel Pellegrini, el nuevo entrenador tras su exitoso paso por Villarreal, optó por Lass Diarrá y Xabi Alonso para el doble pivote. Tras el préstamo en Racing de Santander regresó Garay, una pieza de recambio en la zaga central.

En cuanto a la participación del resto de los argentinos, Sergio Agüero disputará la tercera temporada como el delantero que hace soñar a Atlético de Madrid. Un caso curioso se da en el Espanyol de Pochettino: puede cubrir el arco y la defensa entera con argentinos. En el ascendido Zaragoza se mantiene Roberto Ayala y Juan Pablo Carrizo llegó en busca de la continuidad que no tenía en Lazio.

Todo lo que se pueda señalar estará a la sombra de una pulseada que se anuncia tensa y vibrante: Real Madrid se desvive para sacarle a Barcelona el brillo que se ganó merecidamente.

5 son los jugadores que se incorporaron desde equipos argentinos a la Liga de España: Bernardello, Forlín, Roncaglia, Pillud y Gioda.

Comentá la nota